El grán negocio guadalupano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (670 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 13 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La jerarquía católica no perdona; y mucho menos a quienes atentan contra su principal negocio: la explotación de la fe. Guillermo Schulenburg Prado, último Abad de la Basílica de Guadalupe, en laCiudad de México, falleció el pasado fin de semana y este lunes se realizaron las exequias a las que sólo asistieron sus familiares y amigos sinceros.

Y es que fue Schulenburg quien, en medio delproceso montado para beatificar a Juan Diego, el indio aquél testigo de las apariciones de la Virgen de Guadalupe, le envió una carta a Karol Wojtyla (a) Juan Pablo II, negando la existencia delindígena.

Por supuesto, oleadas de reacciones fueron generadas e impulsadas desde las oficinas de Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México y no tanto por atentar contra la fe del pueblomexicano, sino por cimbrar las bases del gran negocio guadalupano.

Actualmente, el recinto mariano recibe en un domingo ordinario a aproximadamente 200,000 visitantes, de acuerdo con cifras de su sitioweb. Esta cifra la coloca por encima de otras sedes católicas como el santuario de Lourdes, en Francia y Fátima en Portugal.

Además de ser el lugar preferido para visitar por los católicos en elmundo, la Basílica de Guadalupe, construida entre 1974 y 1976, es una importante fuente de ingresos.

El santuario dedicado a la virgen del Tepeyac, según sus propias cifras, recibe limosnas por 24millones de pesos (mdp) al año de 20 millones de peregrinos, lo que representa el 1.26% de las dádivas del Vaticano, que suman 2,599.6 mdp, según el último dato a 2006 de la Santa Sede.

Actualmente laBasílica de Guadalupe, que tiene una capacidad para recibir a 50,000 fieles, cuenta con 500 empleados, y en 2004 generó ganancias a la Arquidiócesis por un total de 6.5 mdp.

De ese tamaño era elnegocio que puso en riesgo Guillermo Schulenburg, pues no es lo mismo que cualquier ciudadano cuestione la existencia de Juan Diego, a que lo haga alguien con la investidura de Abad de la Basílica de...
tracking img