El hombre ¿bueno o malo por naturaleza?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5531 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 31 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Instituto Ramón López Velarde

Investigación sobre ideas filosóficas:

El hombre ¿Bueno o malo por naturaleza?

Carlos Enrique Huerta Jiménez

Guadalajara, Jalisco

27 de Mayo de 2010

El problema.

“Ante la actual evolución del mundo, son cada día más numerosos los que se plantean o los que acometen con nueva penetración las cuestiones más fundamentales: ¿Qué es el hombre?”[1].Tal como la Iglesia lo afirma, hemos llegado a un momento en la historia en el que una de las principales características de la juventud es la crisis existencial. El mundo ha avanzado tan de prisa y a pasos tan agigantados, que la humanidad no ha tenido más remedio que adaptarse a él, aún de forma brusca, abriendo nuestras mentes tal como alguna vez quisieron los grandes filósofos de la época dela Ilustración; dando como resultado una sociedad que, tal como alguna vez lo hiciera René Descartes, tiene la necesidad de dudar de todo. Nada está dicho a menos que sea comprobado por los experimentos de la sensibilidad y la razón.

Nada hay sobre la Tierra que se escape al examen del hombre, que busca una base firme sobre la cual poner toda su ideología. Se puede dudar de todo. Absolutamentetodo. Se puede dudar de que el cielo es azul (que de hecho no lo es), se puede dudar de que el mundo exista, en todo caso, puede ser producto de mi imaginación (solipsismo); e incluso hoy en día se puede dudar de algo con lo que el hombre ha vivido toda su vida. Se puede inclusive dudar de que realmente existan el bien y el mal.

Puede parecer una absurdez al principio, afirmar que estos dosconceptos en realidad no existen, y más cuando pensamos que son algo intrínseco en la naturaleza del hombre. Sin embargo, cuando un conocimiento es seguro, no hay que tener miedo de ponerlo a prueba.

El filósofo alemán, Friedrich Nietzsche, es quien propone una tesis sólida sobre los verdaderos orígenes de los conceptos de “bien” y “mal”. Este trabajo pretende pues, inmiscuirse en lo más profundode aquella antigua investigación y, con bastante cuidado, revisar los puntos de vista dados por el filósofo, someterlos a prueba de razón, y entonces hacer una de dos cosas: admitir que Nietzsche tenía la razón sobre sus investigaciones y el hombre en realidad no conoce el bien ni el mal, sino que son conceptos inventados por él mismo; esa es la opción uno. La opción dos se llevaría a cabo en casode encontrar que Nietzsche estuvo equivocado, en cuyo caso se buscaría el verdadero origen de los planteamientos, y a través de estos, determinar qué es lo que hay en lo más profundo del hombre.

En medio de una crisis existencial tan grande como la que muchos de nosotros afrontamos o afrontaremos, sirve de mucho encontrar qué es lo que hay dentro del hombre. Sólo por medio de la razón se puedesaber qué es lo que tenemos arraigado, el bien, o el mal. Y, en todo caso, estar preparados para la posibilidad de que no existieran realmente estos conceptos con los cuales estamos tan acostumbrados a vivir.

Empecemos pues, con esta obra, y descubramos los por qué de muchas de nuestras creencias. Pongamos todo en duda, y revisemos las ideas de algunos de los más importantes pensadores de lahumanidad que hayan existido, tal como Nietzsche, cuyas ideas fueron suficientes incluso, como para movilizar a su propia patria en una de las campañas más ambiciosas y conocidas de la historia. Me refiero, claro está, a la Segunda Guerra Mundial.[2]

Antecedentes.

El tema sobre la procedencia de lo bueno y lo malo, nunca había sido tratado con esmero hasta antes de Nietzsche, excepto por unoscuantos psicólogos ingleses, los cuales afirman lo siguiente:

La chatedad de su genealogía de la moral aparece ya en el mismo comienzo, allí donde se trata de averiguar la procedencia del concepto y el juicio «bueno». «Originariamente -decretan- acciones no egoístas fueron alabadas y llamadas buenas por aquellos a quienes se tributaban, esto es, por aquellos a quienes resultaban útiles.[3]...
tracking img