El hombre de la arena

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1330 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombre de la arena

Este cuento de E.T.A. Hoffmann habla sobre un joven llamado Nataniel, quien le escribe una carta su amigo Lotario. En dicha carta le habla sobre su infancia, y de algunos recuerdos que tiene de esta etapa de su vida. Recuerda que su madre les hablaba sobre el hombre de la arena antes de irse a dormir, y les decía que si no iban a dormir pronto, ese hombre vendría porellos.
Cuando se iban a acostar, Nataniel escuchaba los pasos de una persona que entraba a la casa, y estaba seguro de que era el hombre de la arena.
Dicho hombre despertó la curiosidad de Nataniel, quien le preguntó más a su madre al respecto, y ésta le dijo que ese hombre vendría para ponerles arena sobre los ojos y así hacerlos dormir, mientras que la mujer que cuidaba a su hermanita le dijo quese trataba de un hombre muy malo que iba tras los niños que no quieren dormirse y les arrojaba arena a los ojos, los encierra en un saco y los lleva a la luna para usarlos de alimento para sus hijos.
Nataniel decidió una noche esconderse en la habitación de su padre para esperar a que llegara aquel hombre al que pertenecían los pasos. Cuando llegó vio a un hombre que le pareció espantoso, eraCoppelius, quien Nataniel supuso que era el hombre de la arena. Coppelius estuvo haciendo algunos “experimentos” con el padre de Nataniel, y cuando descubrieron que el pequeño se encontraba ahí, Coppelius quiso quitarle los ojos, pero su padre lo convenció de que no lo hiciera, a lo cual accedido, no sin antes mirar cómo funcionaban las coyunturas de sus extremidades.
Después de ese incidente,Coppelius solo volvió a aparecer en la casa una vez más, la cual fue fatal para el padre de Nataniel, pues éste murió tras algunos experimentos que estuvo haciendo con Coppelius.
En la misma carta le cuenta a Lotario que en el lugar donde ahora vive hay un hombre que va de puerta en puerta vendiendo barómetros y “ojos”, con lo cual se refiere a anteojos, pero ese hombre le causa mucho temor a Natanielporque en él ve a Coppelius, y está seguro de que es el mismo hombre, por lo que decide que se vengará de dicho hombre, a quien culpa de la muerte de su padre.
A continuación, Clara, hermana de Lotario, le escribe a Nataniel diciéndole que la carta que escribió para su hermano, la recibió ella porque puso erróneamente el nombre de ella en el sobre. Ella le comenta que el Coppola, el hombre quevende barómetros seguramente no es Coppelius, que es simplemente un hombre que vende sus objetos. Además de que intenta quitarle un poco de culpa a Coppelius al decirle que él y su padre trataban con la alquimia, y que seguramente salió mal, y es por ello que su padre murió. De cualquier manera le ofrece su ayuda por si aquel hombre vuelve a molestarle.
Nuevamente Nataniel escribe a Lotario, paradecirle que gracias a la carta de su hermana Clara, se ha convencido de que estaba en un error en cuanto a Coppelius y Cappola, y le cuenta que ahora está tomando clases con un físico llamado Spalanzini, quien dice conocer a Chapola desde hace tiempo, y le dice que ya no se encuentra en ese lugar, lo cual le da más tranquilidad a Nataniel. Spalanzini tiene una hija llamada Olimpia, la cual protegemucho y que no es muy sociable.
Tiempo después, Nataniel regresó a su casa, para ver a su madre y a Lotario y a Clara, quien era su amada. Lamentablemente para Clara, el Nataniel que regresó no era el hombre del que se había enamorado, quien le contaba historias graciosas y le escribía poemas, ahora era un hombre sombrío que hablaba mucho sobre Coppelius, igualmente los poemas que escribía eransombríos.
Cierto día, que Nataniel parecía haber vuelto a la normalidad, terminó discutiendo con su amada Clara, a raíz de un poema que escribió. Lotario llegó en ese momento y también discutió con Nataniel por hacer sufrir a su hermana, por lo que terminaron decidiendo batirse a la mañana siguiente. Dicha mañana, ambos fueron al jardín, y lo mismo hizo Clara, quien les dijo que no podría...
tracking img