El hombre ligth

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1274 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL HOMBRE LIGTH
Los hombres y los libros tienen los mismos enemigos: la humedad, las bacterias, eltiempo y sobre todo, su propio contenido.
Somos hombres light, es lo que somos, hombres modernos y como todo lo moderno somos desechables. Seguimos la vía que nos conduce a la vida de cartón, que como tal, nos da un cuerpo del mismo material. Algo así como un contenedor vacío, tan grande y desolado es, que nosotros mismos no estamos dentro, así que intentamos llenarlo con lo que producimos, basuraen su mayoría, ya que es lo más cercano.
El hombre moderno está siendo devorado por el materialismo e intrínsecamente por el consumismo, por el progreso sin directriz, por el Zahir de la tecnología y la vanguardia. Como bien apunto Paz en su libro Posdata: “El progreso ha poblado la historia de las maravillas y monstruos de la técnica, pero ha deshabitado la vida de los hombres. Nos ha dado máscosas, no mas ser”. A esto sumémosle la permisividad al máximo y por tanto la relatividad moral, el “todo está permitido”, la sublevación de la verdad a la opinión. “Qué más da” y “Todo vale” son frases del himno actual, del guion de vida, ahora “Relaja tu moral o de lo contrario quiébrate” es una frase usada todos los días.
La palabra verdad se ha vuelto un sinónimo de opinión, ha perdido susentido, su esencia y valor. Tal vez nos de miedo encontrarla, devolverle su esencia, porque hemos dejado de buscarla y solo la adecuamos a nuestros fines, porque es más fácil, porque el hombre tiene dentro tanta atrocidad como imaginación y la verdad ahora solo es eso, pura imaginación. No soportamos el sentido de la palabra porque nos recuerda nuestra incapacidad para poseerla o en su defecto deretenerla, además de ser una de las varas con la que nos medimos según Nietzsche: “El valor de un espíritu se mide por su capacidad para soportar la verdad”. Debemos recordad que si acaso existen grandes diferencias entre el hombre y el animal, una de estas, es la búsqueda de la verdad y nuestro enfrentamiento con ella.
Debemos ser lo más sinceros posible cuando nos sumergimos en los recovecos dela conducta humana, aunque solo lleguemos a elucubraciones. Me parece que no se debe exaltar la figura humana, que no se le debe elevar aún más el enorme ego. Si bien estamos en una época en la que el hombre es una piltrafa, una entidad en plena decadencia y que se recuerda con nostalgia y aun peor, con añoranza los épocas de “gloria”. Yo me pregunto ¿acaso el hombre no ha sido siempre unapiltrafa, un despojo lleno de egoísmo y voluntad? “El egoísmo tiene en cada hombre raíces tan hondas, que los motivos egoístas son los únicos con los que puede contarse de seguro para excitar la actividad de un ser individual”.
Desde la época en que se le mire, el hombre ha si capaz de las peores atrocidades, de arremeter contra lo que este a su paso, siempre en aras de su voracidad y ambición. Enocasiones se quiere aminorar esto con la supuesta grandeza de las virtudes y valores que poseemos, alejarnos de la animalidad, de los instintos, pero estamos postrados en el limbo de la animalidad razonada. Por ejemplo, el amor como virtud, yo no me atrevería a decir que el amor sea algo que está más allá de lo animal. El amor es otro instinto, una respuesta más de nuestro cuerpo antes estímulosambientales y el egoísmo que poseemos, un coctel de hormonas con el fin de la perpetración de la raza y la satisfacción de una necesidad y por tanto, placer.
Rojas nos dice que el amor verdadero aspira al estado absoluto (una cualidad superior en el hombre) y que “amar a otra persona es desearle lo mejor, mirar por ella, tratarla de forma excepcional, darle lo mejor de nosotros”, también nos dice...
tracking img