El hombre mediocre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2745 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombre mediocre
* Capítulo 1
La mediocridad podrá definirse como una ausencia de características personales que permiten distinguir al individuo en su sociedad. La personalidad individual comienza en el punto preciso donde cada uno se diferencia de los demás. El hombre sin personalidad no es un modelo, sino una sombra.
Cada uno es el producto de dos factores: la herencia y la educación.La primera tiende a proveerle de los órganos y las funciones mentales que le transmiten las generaciones precedentes; la segunda es el resultado las múltiples influencias del medio sociales que esta obligado a vivir. La funcion capital del hombre mediocre es la paciencia imitativa,; la del hombre superior es la imaginación creadora.
Todos los hombres de personalidad firme son hostiles a lamediocridad. La psicología de los hombres mediocres caracterizase por un riesgo común: la incapacidad de concebir una perfección, de formarse un ideal.
* Capítulo 2
La Rutina es un esqueleto fósil cuyas piezas resisten a la carcoma de los siglos. En su órbita giran los espíritus mediocres: es el habito de renunciar a pensar; repiten que es preferible lo malo conocido a lo bueno por conocer. Todo esmenor esfuerzo. Los rutinarios razonan con la lógica de los demás, son intolerantes, prefieren el silencio y la inercia; no pensar es su única manera de no equivocarse.
El hombre mediocre que se aventura en la liza social tiene apetitos urgentes: el éxito. No sospecha que exista otra cosa, la gloria, ambicionada solamente por los caracteres superiores. Aquel es un triunfo efímero, al contado:esta es definitiva. El uno se mendiga; la otra se conquista.
* Capítulo 3
La hipocresía es el arte de amordazar la dignidad. Los hombres rebajados por la hipocresía viven si ensueño. Ninguna fe impulsa a los hipócritas; no sospechan el valor de las creencias rectilíneas. Esquivan la responsabilidad de sus acciones, son audaces en la traición y tímidos en la lealtad. Cierran todas las rendijasde su espíritu por donde podria asomar desnuda su personalidad, sin el ropaje social de la mentira. El hipócrita suele aventajarse de su virtud fingida, mucho mas que le verdadero virtuoso.
Las mediocracias de todos los tiempos son enemigas del hombre virtuoso: prefieren el honesto y lo encumbran como ejemplo. La virtud eleva sobre la moral corriente; implica cierta aristocracia del corazón,propia del talento moral; el virtuoso se anticipa a alguna forma de perfección futura y le sacrifica los automatismos consolidados por el habito. El honesto, en cambio, es pasivo aunque permanece por debajo de quien practica activamente alguna virtud y orienta su vida hacia algún ideal limitándose a respetar los prejuicios que lo asfixian. Admirar al hombre honesto es rebajarse; adorarlo esenvilecerse.
Los tranfugas de la moral son rebeldes a la domesticacion; desprecian la presente cobardia de Tartufo. Ignoran su equilibrismo, no saben simular, agraden los principios consagrados; y como la sociedad no puede tolerarlos sin comprometer su propia existencia, ellos tienden sus guerrillas contra ese mismo orden de cosas cuya custodia obsesiona a los mediocres.
La honestidad es una imitación; lavirtud es una originalidad. Ser honesto significa someterse a las convenciones corrientes; ser virtuoso significa a menudo ir contra ellas. La evolucion de las virtudes depende de todos los factores morales e intelectuales. El cerebro suele anticiparse al corazon pero nuestros sentimiento influyen mas intensamente que nuestras ideas de la formación de los criterio morales. La virtud es unatension real hacia lo que se coincibe como perfeccion ideal. Cada uno de los sentimiento sutiles para la vida humana engendra una virtud; el hombre mediocre ignora esas virtudes.
Los pequeños virtuosos prefieren la practica del bien a su predica: evitan los sermones y enaltecen su propia conducta. Nunca olvidan sus propias culpas y errores, y si no justifican las ajenas, tampoco se preocupan de...
tracking img