El hombre nuevo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4144 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL HOMBRE NUEVO PRESENTACIÓN Y MOTIVACIÓN Esta charla ofrecerá un esquema básico para una concepción cristiana del hombre — para un humanismo cristiano— en base a la gracia recibida en el bautismo, ese acontecimiento radical que nos da un nuevo «ser existencial», ser-en-Cristo. Desde aquí, desde esta nueva situación existencial de la gracia, hay que partir para elaborar la concepción cristianadel hombre en sí mismo, en sus relaciones con Dios, los demás y el cosmos. El próximo mensaje de mañana será la cosmovisión cristiana. Hay una palabra que sintetiza todas las aspiraciones de la juventud: ¡Renovación! Esta charla va a que el joven sienta el orgullo de ser cristiano, haciéndole comprender que el imperativo del Evangelio es un ideal de vanguardia: la renovación. Evangelio significa«Buena Nueva». Esperamos «un cielo nuevo y una tierra nueva» (Ap 21, 1). Pero la verdadera renovación del mundo tiene que partir del interior. Una de las aclamaciones del Encuentro es: «Hombres nuevos, para una humanidad nueva.» Hay que hacer comprender al muchacho, «que el que es de Cristo se ha hecho creatura nueva, y lo viejo pasó, se ha hecho nuevo, más que todo esto viene de Dios» (2 Cor 5,17-18). En una misma sublime coincidencia, hay que hacer converger el ideal de renovación que propugna siempre la juventud, y hoy más que nunca, con lo que es tesis fundamental paulina y esencia del misterio pascual de la Iglesia por la acción litúrgica: la creación de un hombre nuevo. «La Iglesia posee lo que hace la fuerza y el encanto de la juventud: la facultad de alegrarse con lo que comienza, dedarse sin recompensa, de renovarse y de partir de nuevo para nuevas conquistas» (Vaticano II, Mensaje a los jóvenes, num. 6). Pero es más. El mensaje de promoción del hombre nuevo, no sólo acerca la nueva generación a la Iglesia, sino aun al mismo marxismo. El marxismo ateo se presenta ante nosotros como el esfuerzo definitivo para lograr un «humanismo total». La idea de la creación de un tipo dehombre nuevo aparece en Marx, Engels y Lenín, en el concepto del «individuo completo». Los marxistas afirman que más allá de la lucha contra la miseria, la injusticia y la explotación, lo que buscan es la «creación de un hombre nuevo». ¿No es éste, precisamente, el desiderátum de la concepción paulina? ¿No buscan ellos lo mismo que nosotros?..., «mas todo esto viene de Dios, que por Cristo nos hareconciliado consigo y nos ha confiado el misterio de la reconciliación» (2 Cor 5, 18). Cuando la ideología de la dialéctica materialista del marxismo, con su espejismo de lo sólo temporal, puede atraer y engañar hoy a tantos jóvenes y universitarios, se hace de mayor urgencia el adoctrinamiento para presentar la verdadera imagen del hombre nuevo según Cristo, generadora de un humanismo integral.Frente a «los cambios profundos y rápidos», «que colocan al género humano ante un período nuevo de su historia» (OS 4), la Iglesia, que es en sí misma una novedad, no podía dejar de considerar este importante punto de la formación en el decreto de la Educación de los jóvenes:

«Puesto que en virtud de la regeneración, por el agua y el Espíritu Santo, han llegado a ser creaturas nuevas (...)aprendan a adorar a Dios en espíritu y en verdad, ante todo en la acción litúrgica, formándose para vivir según el Hombre Nuevo» (GE 2). «Que se conviertan verdaderamente en hombres nuevos y creadores de una nueva sociedad con el auxilio de la divina gracia» (GE 30; AG 21). El presente tema, junto con el de la fe, que se tratará en la celebración de la palabra del segundo día, constituyen losllamados «temas de decisión» del Encuentro. DESARROLLO INTRODUCCIÓN Vamos a partir de una suposición. Imaginemos que estamos visitando Oriente Medio. A Turquía Allí el 98 por 100 de la población es musulmana de religión. Paseamos, y se cruza con nosotros un árabe. Mientras conversamos se entera que somos cristianos, bautizados; y él, ignorante de lo que es un cristiano, te pregunta: — Por favor,...
tracking img