El hombre que calculaba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1296 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 25 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EMPANADAS DE ARROZ AL POR MAYOR

Llegaba casi al término de mi adolescencia, y mi vida se repartía entre la asistencia a clases, la televisión y algunas amigas con las que aun compartía cromos para llenar álbumes de amor. Aquel día una de mis amigas me invito a dar un paseo por el barrio, había pocas oportunidades de divertirse y encontrar el hombre de nuestros sueños, pues todos los hombresde allí, son nobles, buenos, pero con muy pocas oportunidades de avanzar hacia un futuro mejor, debido a la violencia que existe. Mi madre siempre decía, un día de estos encontraras a tu príncipe azul. Y no será acá, te irás lejos y volverás siendo una gran empresaria. Por ser una muy buena estudiante, me regalaron una beca para realizar mis estudios universitarios donde quisiera. Llegamos ala esquina, donde vendían comidas rápidas, mis amigas pidieron lo que está de moda, perros calientes, hamburguesas o salchipapas. Vi de pronto algo que me llamo la atención. Empanadas. Se veían deliciosas. Pedí una, luego otra termine comiéndome casi cinco. No era mi intención engordar, así que pare. Le pregunte a la vendedora que como las preparaba. Y la respuesta fue rotunda. Las hago conArroz que es un producto que se deja manejar, carne, aliños y masa a la que le muele más arroz. Sea como sea, le pedí la receta y la anote. Hoy en día soy una gran chef. Termine mis estudios y laboro en un gran hotel. Mi plato favorito son empanadas de arroz, como entremés, como plato principal, o como acompañante de licor. Ahora entiendo porque el arroz Diana se deja manejar. Es suavecito,crece y queda expandido. Así me rinde más y adicionándole unos buenos aliños da un sabor especial. Mis jefes les encantan porque es uno de los productos que más se venden. Eso sí, exijo siempre arroz Diana. Y ellos me dan gusto. Estoy planeando para un futuro cercano colocar mi propio negocio y vender mis empanadas. Esto me daría independencia económica y laborar y podre generar empleo. quisieraviajar al exterior y perfeccionar mi arte, pero aun no encuentro los medios. se que algún dia lo lograre

EL AÑO RURAL

¡Por fin!. Recibí mi certificado y la carta que acreditaba mi residencia en un pueblito de mi departamento. Un caserío tan lejano, que por más que lo busque en los mapas no lo encontré. Cuando llegue a casa, y le conté a mi madre, se puso contentísima; pero su alegríacontrastaba con la tristeza que implicaba la separación por tanto tiempo de ambas, nos alejaríamos durante un año, tiempo exigido para que obtuviera mi diploma como Medica General.

El día de mi partida, llego. Serian ocho horas en bus, de allí, otras cuatro en chalupa y por ultimo dos horas a lomo de mula. Mi equipaje estaba atiborrado. Cuando pregunte a mi madre, me contesto que había adicionadoalgunas cosas de más, porque estaba convencida que allí moriría de hambre y no tendría todo a lo que estaba acostumbrada. Vivimos en un barrio modesto de esta capital y mis estudios de medicina los pagaba con el empleo medio tiempo que tenía en el almacén de una amiga y mi madre trabajaba en una casa de familia siete días a la semana. Pero en mi casa como pobres no falto el pan de cada día. Medespedí de mis amigos, compañeros y mi madre. Partí una mañana algo lluviosa, y aunque por ratos tenia deseos de llorar, pensar que pronto ejercería mi profesión, me llenaba de esperanza y me hacía pensar en un futuro mejor, sin tantas privaciones y por lo cual me había ganado las mejores calificaciones, además me entusiasmaba que mi madre por fin dejara de laborar. Llegue al lugar acordado,una casita rustica, acogedora y la más grande del caserío. Me recibieron bien. Una señora humilde y su esposo bonachón. Entre a mi cuarto. Acogedor, limpio y bien puesto todo. Una cama grande, una mesita de noche, un ramo de hermosas azaleas, creo, ¡no conozco mucho de flores! En fin. Por un instante me sentí sola. Pero poco a poco, me restablecí. No supe cuando me quede dormida. Estaba...
tracking img