“El hombre y su relacionabilidad”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 52 (12928 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pontificia Universidad
Católica de Chile

TEP542-1

“El hombre y su relacionabilidad”

Nombres : José Chaf
Curso : Antropología Teológica
Profesor : Hna. Anneliese Meis
Fecha : Martes 15 de Junio del 2010

Índice

Contenido páginasÍndice 2
Introducción 3
I) El hombre y su relación consigo mismo
1.- La vocación del hombre 5
2.- El hombre ser en libertad 6
3.- Dios fundamento del verdadero desarrollo de la esencia del hombre 8
II) El hombre con los otros hombres
1.- El desarrollo de todos los pueblos 9
2.- Una moral de solidaridad 11
III) Elhombre y el cosmos: creación in-acabada
1.- El hombre para la naturaleza 14
2.- La naturaleza para el hombre 15
IV) Aquí tenéis al Hombre (Jn. 19, 5) 17
Bibliografía 22
Anexo: Aplicación pastoral: clase de religión 23

Introducción

El hombre como persona constituye una unidad de relación. Esta relacionabiliad se manifiesta en su capacidad decomunicación, de entrar en el espacio de otro de manera inter-subjetiva. Esta característica, propia del ser humano, nos invita a preguntarnos acerca de su relación con el entrono y también con Dios.
Dado que el hombre es semejante a los otros hombres. La persona humana es idéntica así, comparte experiencias situaciones que nos llevan a identificarnos de manera colectiva, en cuanto, concepciónde la experiencia y de manera individual, en cuanto, experiencia vital de las experiencias.
En un mundo marcado por la globalización y por la virtualidad de las comunicaciones, donde la esfera económica domina aparentemente todos los aspectos de la vida, es posible preguntarnos por la capacidad de apertura del hombre. Asistimos a un acto en el cual aparentemente el hombre se ha ensimismado,rompiendo los lazos que lo unen a los demás, negando así su carácter esencial. Sin embargo, considerando de esta forma el planteamiento, todavía parece muy extenso. Es necesario acotar aún más nuestro cuestionamiento. A partir de la lectura de la Encíclica del Papa Benedicto XVI “Caritas in veritate” es posible preguntarnos “¿Cómo el hombre es capaz de relacionarse consigo mismo, con los demásseres humanos, con la naturaleza y con Dios?”. Esta ha sido la pregunta que ha guiado la lectura de dicha encíclica para este trabajo.
La encíclica “Caritas in veritate” fue redactada por el Papa Benedicto XVI, quién nación en Marktl am Inn[1], Baviera el 16 de abril de 1927. Sus comienzos no estuvieron exentos de disgustos, su primer escrito de tesis sobre San Buenaventura le fue devueltoen 1954 con una severa crítica del profesor Michael Shcmaus. Sus enfoques empezaban a romper esquemas tradicionales de la época, lo que le ocasionaba alguna incomprensión y dificultad. Ratzinger ingresó como profesor en la Universidad de Bonn en 1959; su conferencia inaugural fue acerca de "El Dios de la fe y el Dios de la filosofía". En 1963 se fue a la Universidad de Müster donde al dar suconferencia inaugural ya era bien conocido como teólogo. En el Concilio Vaticano II, sirvió como asesor teológico del cardenal Josef Frings de Colonia, y continuó defendiendo el Concilio, incluido Nostra Aetate, el documento que habla acerca del respeto hacia otras religiones, el ecumenismo y la declaración del derecho de libertad religiosa. Fue visto durante el tiempo del Concilio como un reformistaconvencido. El 24 de enero de 1977 es consagrado arzobispo de Munich. En 1981 es nombrado prefecto para la Congregación de la doctrina de la fe. Fue elegido Papa el 19 de Abril del 2005. Es considerado un gran teólogo, entre sus escritos destacan: Teología de la Historia en San Buenaventura, Introducción al Cristianismo, Mirar a Cristo, Informe sobre la fe, Teoría de los Principios Teológicos,...
tracking img