El humanismo en el renacimiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2091 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El pensamiento renacentista

Hablar del Renacimiento implica entrar en complicadas disquisiciones sobre el carácter de éste momento histórico y su relación con la Edad Media y con la Modernidad.

Contamos con dos realizaciones intelectuales con una elevada solidez de estilo: la resultante del renacimiento del siglo XII que dio cabida a la escolástica, y la revolución científica y cultural delsiglo XVII; y en el medio, el Renacimiento...

Un período que hoy se reconoce como complejo, oscuro y contradictorio; en el que confluyen corrientes de pensamiento hasta entonces desvinculadas, y en el que los pensadores se debaten entre la renovación del paganismo y la afirmación del cristianismo.

En el Renacimiento está el misterio que permite saltar de un paradigma a otro: a grandesrasgos, en la Edad Media el interés se desplaza hacia la vida futura, se identifica la existencia humana con una preparación para el más allá, la naturaleza aparece como un reflejo imperfecto de la divinidad y la materia como la sede del pecado.

Si bien esto no se puede extender del mismo modo a todos los pensadores ni a toda la Edad Media, dado que es preciso reconocer el optimismo de SanFrancisco o la confianza en el hombre de Pedro Abelardo (que formula una ética autónoma), de todos modos coincidimos con Mondolfo en que tanto los optimistas como los pesimistas de la Edad Media apelan a “una exigencia general de humildad por parte del hombre, afirmando su dependencia de la revelación y de la autoridad” (Mondolfo, 1954: 206).

En este sentido, cabe citar el De contemptu mundi(desprecio del mundo), famoso escrito de Lotario de Segni quien fuera luego el Papa Inocencio III, no ya como exponente de todo el pensamiento medieval, sino para poner en evidencia la renovación espiritual que se inicia en el Renacimiento y que toma distancia de toda actitud que gire en torno al desprecio del hombre.

“Anda investigando yerbas y árboles; pero estos producen flores, hojas y frutos, ytu produces de ti liendres y, piojos y gusanos; ellos emiten de su interior aceite, vino y bálsamo, y tu de tu cuerpo, esputo, orina, excrementos; etc.” (Mondolfo, 1954: 205)

La visión del mundo que sostienen los hombres del siglo XVII presenta caracteres precisamente opuestos: se valora la vida terrena en si misma y la naturaleza se vuelve el centro de atención. El hombre se proyecta autónomoy libre, conciente de su valor, confiado en su capacidad de perfeccionarse y progresar.

El hombre moderno se dirige hacia el porvenir como soberano del mundo y esto solo es posible en la medida en que la razón se ha liberado de la fe. Entre estos dos modos de entender y vivir el mundo no hay un salto histórico inexplicable ni un despertar violento.

El Renacimiento es un momento defermentación y de gestación en el que muchas ideas se ensayaron por primera vez, primero tímida y luego más sagazmente.

Representa, si se quiere, el punto a partir del cual la historia se precipita hacia la modernidad. Desde una cierta perspectiva, puede pensarse que el intento revolucionario de los hombres del Renacimiento resultó, al final, algo trunco. Cassirer considera que, a pesar de la fuerzaprimitiva de la época, no se logró una verdadera renovación filosófica.

Al recurrir a la fusión sincrética, las corrientes perdieron densidad, los contornos se hicieron difusos y se recurrió a planteos que pertenecían a la mística de la Edad Media (Cassirer, 1951). Por su parte, Peter Burke observa que, en su intento por hacer revivir la antigüedad , los hombres del Renacimiento no fueronconcientes de lo cerca que estaban del medioevo.

El mundo del renacimiento se veía inevitablemente atravesado por el cristianismo y sustancialmente modificado por éste. Al pretender imitar y superar a los antiguos (de aquí la confianza en el hombre y el interés por la naturaleza) en un contexto modificado por factores ajenos a la antigüedad, el hombre del Renacimiento se constituye, según Burke,...
tracking img