El ideal andaluz de blas infante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2487 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]









Irene Monge López
Antropología Política
Antropología Social y Cultural.




Blas Infante Pérez nació el 5 de Julio de 1885 en Casares, Málaga. Estudió la licenciatura deDerecho en la Universidad de Granada y posteriormente opositó para notario, ejerciendo la profesión en diferentes localidades de la geografía andaluza. Durante años se dedicó a recorrer y conocer Andalucía, comprobando la miserable realidad del pueblo.

El libro “El Ideal Andaluz” de Blas Infante, fue publicado en 1914, época en la cual gobernaba el Rey Alfonso XIII, reinado que se veía envuelto enla falta de una verdadera representatividad política de amplios grupos sociales, la pésima situación de las clases populares, en especial las campesinas (que es el tema que nos atañe en dicho libro), los problemas derivados de la guerra del Rif (guerra de Marruecos) y el nacionalismo catalán, espoleado por la poderosa burguesía barcelonesa. La problemática se agravó hasta el punto de aceptar elestablecimiento de la Dictadura de José Antonio Primo de Rivera, la cual tampoco dio solución a los conflictos.

Blas Infante comienza explicando en el libro los ideales de la vida, el ideal humano, el de los individuos y de los pueblos para luego adentrarse en el ideal de España, de las regiones españolas y, más concretamente desarrollar el ideal andaluz.
Además de ello, expone la capacidad deAndalucía para situarse a lo largo de toda la historia por delante de otras muchas zonas de España y del mundo, en cuanto a desarrollo, a la escritura, al arte y a la formación de grandes filósofos.
Y por último, denuncia la situación de los jornaleros andaluces, los cuales son esclavizados por las clases altas que gozan de la propiedad de los latifundios.

Infante reivindica la fortaleza,ganas de vivir, el arte y el llamado “genio andaluz” que viene a ser “los sentimientos de dignidad y alegría y el efecto de exaltación imaginativa, producida por el choque de una psicología optimista y del atractivo o belleza de un medio risueño” (página 66). También se enorgullece de las afirmaciones que proclaman que los andaluces eran los más cultos de los españoles y que Andalucía ha sido laregión más civilizada de España durante siglos. Grandes filósofos y pensadores de la talla de Averroes, historiadores, matemáticos, poetas, agrónomos, astrónomos, químicos… reconocidos mundialmente, eran andaluces según defiende Blas Infante.

Expone todo lo anterior, para denunciar la precaria situación en la que se encuentran la mayoría de los andaluces pertenecientes a las clases bajas, quededican su vida a la agricultura y se enmarcan dentro del oficio de jornaleros. La tierra andaluza está dividida en latifundios y sus propietarios, o bien explotan a los jornaleros por un sueldo mísero, o dejan la tierra sin cultivar, lo cual supone un grave problema, ya que ello provoca que se encarezcan los productos y que sea mucho mayor la demanda que la oferta.
El autor está convencido de queexiste una solución para esta problemática, la cual consiste en ceder la tierra a los jornaleros para que la trabajen y disfruten, puesto que ellos son los que mejor conocen sus características y las técnicas más adecuadas para su labranza, con la consecuencia de que así dejarán de ser explotados y se podrá aprovechar toda la tierra cultivable. Los jornaleros disfrutarán de los frutos del campocultivados por ellos y deberán aportar una indemnización o renta a los propietarios.
Para Infante, es necesaria la inscripción obligatoria de todos los contratos de arrendamiento de las fincas, donde aparezca estipulado el tiempo pactado de arrendamiento, así como también es preciso el aporte de capital a los arrendatarios.
El traspaso de la tierra de los grandes propietarios a los campesinos...
tracking img