El imperio de lo efimero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3855 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PRESENTACIÓN
Entre la intelectualidad el tema de la moda no se lleva. Es un
fenómeno destacable que mientras la moda no cesa de acelerar su
normativa escurridiza, de invadir nuevas esferas, de atraer a su
órbita a todas las capas sociales, a todos los grupos de edad, deja
indiferentes a aquellos cuya vocación es explicar los resortes y
funcionamiento de las sociedades modernas. La moda escelebrada
en el museo y relegada al trastero de las preocupaciones intelectuales
reales: está en todas partes, en la calle, en la industria y en los media,
pero no ocupa ningún lugar en la interrogación teórica de las mentes
pensantes. Esfera ontológica y socialmente inferior, no merece la
investigación científica; cuestión superficial, desanima la aproximación
conceptual. La moda provoca elreflejo crítico antes que el
estudio objetivo, se la evoca para fustigarla, marcar distancias, deplorar
la estupidez de los hombres y lo viciado de sus asuntos: la moda
son siempre los demás. Estamos sobreinformados por crónicas periodísticas
y subdesarrollados en materia de inteligencia histórica y
social del fenómeno. A la plétora de revistas responde el silencio de
la intelligentsia; lacomunidad erudita se caracteriza menos por «el
olvido del Ser» que por el olvido de la moda como locura del
artificio y nueva arquitectura de las democracias.
Las obras dedicadas al tema son numerosas. Disponemos de
magistrales historias del vestido, no faltan ni precisas monografías
sobre los oficios y los creadores de moda, ni datos estadísticos sobre
las producciones y los consumos, niestudios históricos y sociológicos
sobre las variaciones de los gustos y los estilos. Riqueza bibliográfica
e iconográfica que sin embargo no debe ocultar lo más importante:
9
la crisis profunda, general y en gran parte inconsciente en que en
realidad se encuentra inmersa la comprensión global del fenómeno.
Situación casi única en el universo de la reflexión especulativa, he
aquí una cuestiónque no origina ninguna batalla problemática
verdadera, ninguna disensión teórica mayor, una cuestión que, de
hecho, realiza la hazaña de unificar casi todas las opiniones. Desde
hace un siglo es como si grosso modo el enigma de la moda estuviera
regulado; nada de guerras de interpretación fundamental, la corporación
pensante, en un hermoso impulso unificado, ha adoptado
sobre el tema uncredo común: la versatilidad de la moda encuentra
su lugar y su verdad última en la existencia de las rivalidades de
clase, en las luchas de competencia por el prestigio que enfrentan a
las diferentes capas y fracciones del cuerpo social. Este consenso de
fondo permite, por supuesto según los teóricos, matices interpretativos,
ligeras desviaciones, pero, apenas con algunas variantes, la
lógicainconstante de la moda así como sus diversas manifestaciones
son invariablemente explicadas a partir de fenómenos de estratificación
social y de estrategias mundanas de distinción honorífica. En
ningún otro terreno el conocimiento erudito Se ha instalado hasta tal
punto en la tranquila machaconería, en la razón perezosa, explotando
la misma receta marco. La moda se ha convertido en un problemavacío de pasiones y de compromisos teóricos, en un pseudoproblema
cuyas respuestas y razones son conocidas de antemano; el
caprichoso reino de la fantasía no ha conseguido provocar más que
la pobreza y la monotonía del concepto.
Hay que volver a dinamizar, promover de nuevo la interrogación
sobre la moda, objeto fútil, fugitivo, «contradictorio» por excelencia
pero que, por ese mismomotivo, debería estimular tanto más la
razón teórica. La opacidad del fenómeno, su rareza, su originalidad
histórica, son considerables: ¿cómo una institución esencialmente
estructurada por lo efímero y la fantasía estética ha podido conseguir
un lugar en la historia humana? ¿Por qué en Occidente y no en otra
parte? ¿Cómo la edad del dominio técnico, del reconocimiento del
mundo, puede, al...
tracking img