El imperio de ryszard kapuscinski

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6013 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Imperio de Ryszard Kapuscinski

Trabajo de Sociología por Carlos Ruiz Oliver ADE Universitat de Barcelona Grupo A9

FICHA TÉCNICA Título: El Imperio Autor: Ryszard Kapuscinski Traducción: Agata Orzeszek Editorial Anagrama

Con la lectura del Imperio, podemos descubrir la vida real de la URSS bajo el régimen soviético de la mejor manera posible, es decir desde dentro. Kapuscinsky seadentra en todo el territorio soviético para mostrar al lector como se vivía en las diferentes etapas de la URSS y que situaciones tuvieron que padecer sus habitantes. Para ello, primero da cuenta de sus propias vivencias durante su infancia contando la realidad que le tocó vivir en los años de mayor terror del régimen. Después se convierte en la voz de otras personas que conoció durante los viajesque realizó por los territorios que formaron parte del Imperio. Por último, reflexiona sobre todo lo visto y vivido con su experiencia personal. Gracias a la narración del periodista, podemos recorrer todos los lugares del vasto Imperio y podemos conocer la diversidad de las diferentes culturas que conformaron la URSS. Unos viajes que Kapuscinsky realizó entre 1989 y 1991 coincidiendo con eldesmoronamiento dek Imperio. En la obra del Imperio, Ryszard Kapuscinsky demuestra su gran dominio de la técnica del reportaje y de la descripción. Podemos ver claramente su interés por los demás y su increíble personalidad de observador. En este libro narra la descomposición del régimen, el topónimo de Kolimá debería de formar parte de otros que como Auschwitz, Treblinka, Hiroshima y Nagasaki, marcanlas mayores tragedias humanas del siglo XX. Los escépticos del horror estalinista deberían tomar nota sobre este nombre, situado en el extremo oriental de siberia, entre el Ártico y el mar de Ojotsk, espacio donde se encuentra la región de Kolimá con sus yacimiento auríferos, y que puede considerarse como el más despiadado anillo de todo los que conformaron el inenarrable archipiélago del Gulag,acrónico ruso de Glávnoie Upravlenie Lagueréi, o sea dirección General de los Campos), zona a la que fueron a parar buena parte de los prisioneros marcados por un “T” de “trotskista. Fue acusado de difundir propaganda “antisoviética”, y fue trasladado a aquel lugar donde los escupitajos, literalmente, se congelaban en el aire. Todo cuanto nos cuenta el autor nos estremece. Hombres que trabajandieciséis horas al día, con temperaturas en torno a los cincuenta grados bajo cero. Nieve y niebla. Piojos en las ropas. Tifus y escorbuto. Desnutrición y agotamiento. Llagas en las manos. Cuatro horas por noche para dormir. Hombres que no pesan más de cincuenta kilos. Un rancho compuesto de una sopa aguada y unas pocas gachas. Presos que se automutilan. Que se suicidan o lo intentan, sin lograrlo.Palizas de los guardias. Robos de los propios reclusos, que se roban unos a otros la comida y los abrigos. Dedos tiesos por la congelación. El pan duro visto como si fuese un pastel. Hambre y frío. Siempre el hambre y

siempre el frío dominando sus vidas. Lenta pero de manera inexorable, están apareciendo los escasos testimonios de los contados superviviente de la tentativa estalinista de aplicaruna “solución final” contra las oposiciones, especialmente la ligada con León Trotsky como dará cuenta Isaac Deutscher en el tercer volumen de su trilogía sobre el personaje, y reconstruirá todavía con mayor detalle Pierre Broué en su imprescindible obra Comunistas contra Stalin, ya a punto de publicarse por la editorial Sepha. Poeta, novelista y revolucionario ruso nacido en Vologda, VarlamShalámov (Vólogda, 1907-Moscú, 1982), es con toda probabilidad el testigo más concienzudo y lúcido de una experiencia que ha llevado a Nikolai Dostal, el autor de una miniserie más sobre su obra, El testamento de Lenin que la TV rusa emitió este verano y que esperamos nos llegue aquí, a proclamar certeramente: “Soljenitsin solo entró en el primer círculo del infierno estalinista, mientras que...
tracking img