El internacionalismo moderno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6388 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Internacionalismo «Moderno»
La economía internacional y las mentiras de la competitividad Paul Krugman

Traducción de Vicente Morales Crítica Grijalbo Mondadori Barcelona 1997

Este material se utiliza con fines exclusivamente didácticos

Capítulo 1. La competitividad: una obsesión peligrosa
La hipótesis es incorrecta
En junio de 1993, Jacques Delors hizo una presentación especial alos líderes de las naciones de la Comunidad Europea reunidos en Copenhague sobre el problema del creciente desempleo en Europa. Los economistas estudiosos de la situación europea tenían curiosidad por ver lo que diría Delors, entonces presidente de la Comisión Europea. La mayoría de ellos comparte más o menos el mismo diagnóstico sobre el problema europeo: los impuestos y las regulaciones queimplican los complicados estados del bienestar europeos han hecho a los empresarios reacios a crear nuevos empleos, mientras que los relativamente generosos seguros de desempleo hacen que los trabajadores no acepten los empleos de salarios bajos que mantienen el desempleo relativamente reducido en los Estados Unidos. Las dificultades monetarias, asociadas con la preservación del Sistema MonetarioEuropeo (SME) frente a los costos de la reunificación alemana, han reforzado este problema estructural. Es un diagnóstico persuasivo, pero políticamente explosivo, y todos querían ver cómo lo trataría Delors. ¿Se atrevería a decir a los líderes europeos que sus esfuerzos para conseguir la justicia económica han producido el desempleo como un resultado no deseado? ¿Aceptaría que el SME podía sermantenido únicamente al coste de una recesión y afrontar las implicaciones de esa aceptación para la Unión Monetaria Europea? ¿Adivina lo que pasó? Delors no se enfrentó a los problemas del Estado del bienestar o del SME. Explicó que la raíz del problema estaba en la falta de competitividad con los Estados Unidos y Japón y que la solución estaba en un programa de inversión en infraestructuras y altatecnología. Fue una evasiva decepcionante, pero no sorprendente. Después de todo, la retórica de la competitividad —la visión de que, en palabras del presidente Clinton, cada nación es «como una gran empresa en el mercado global»— se ha convertido en omnipresente entre los líderes de opinión por todo el mundo. La gente que se considera a sí misma con conocimientos sofisticados sobre el tema da porhecho que el problema económico al que se enfrenta cualquier nación moderna es esencialmente el de competir en los mercados mundiales –que los Estados Unidos y Japón son competidores en el mismo sentido que Coca-Cola compite con Pepsi– e ignoran que cualquiera podría cuestionar seriamente tal proposición. Cada pocos meses un nuevo best-seller advierte al público norteamericano de las consecuenciasdirectas de perder la «carrera» del Siglo XXI. Toda una industria de consejeros de competitividad, «geoeconomistas» y pseudoteóricos del comercio internacional ha brotado en Washington. Muchas de estas personas, habiendo diagnosticado los problemas económicos de los Estados Unidos casi en los mismos términos que Delors hizo en Europa, están ahora en los más altos niveles de la AdministraciónClinton, formulando políticas económicas y comerciales para los Estados Unidos. Por lo tanto, Delors estaba usando un lenguaje que no solo era conveniente, sino también cómodo, para él y una amplia audiencia a ambos lados del Atlántico. Desafortunadamente, su diagnóstico, como guía de lo que aflige a Europa, estaba profundamente equivocado, y diagnósticos similares para los Estados Unidos estánigualmente equivocados. La idea de que la fortuna económica de un país está determinada principalmente por su éxito en los mercados mundiales es una hipótesis, no una verdad necesaria; y como cuestión empírico-práctica, esta hipótesis es sencillamente falsa. Es decir, sencillamente no es verdad que las naciones líderes del mundo estén en ningún grado importante de competencia entre ellas, o que alguno...
tracking img