El jarrón azul

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2418 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL JARRON AZUL

EL ÉXITO ES UNA JORNADA….

NO UN DESTINO….

La calidad del hombre, se mide por los actos que realiza, no por los que piensa hacer, y es evidente que su satisfacción personal así como su valor intrínseco, se ven altamente recompensadas al momento de terminar con su tarea.

…Nadie puede decir que tan alto puede volar, hasta que no abre sus alas… ylo hace. Esta historia realmente sucedió, y el mensaje que nos transmite, es muy gratificante, así como muy motivador; espero amigo lector, que te sea de utilidad.

Hace ya algunos años, en la Ciudad de San Francisco California, existían muchas empresas navieras, y en una de las más grandes e importantes, su dueño y director general, tenía como norma, darle a cada uno de susempleados su justo valor, por lo que se había ganado no solo el afecto de su gente sino también su respeto y admiración.

Su nombre, Steven Richards, y todos lo llamaban afectuosamente “Capi”. Junto con la empresa naviera, tenía un aserradero en el cual se procesaban grandes cantidades de madera, en todas su expresiones, calidades y tamaños.

Un día, llegó a laspuertas de las empresas un hombre muy singular, que no obstante su apariencia física, poseía una voluntad de acero. Tenía en su mirada ese extraño brillo que solo tienen los triunfadores. No aceptaba jamás un NO como respuesta. Este hombre, al que llamaremos William Rogers, era de baja estatura, delgado, cojeaba perceptiblemente de una pierna y le faltaba el brazo izquierdo.

Alsolicitar una entrevista con el Sr. Richards, la secretaria, como era de esperarse, preguntó el asunto a tratar, y Rogers con todo el aplomo del mundo, respondió: …” Se trata de un asunto que mucho le conviene a su jefe…” Esta respuesta llamó la atención del Sr. Richards, y lo hizo pasar a su despacho.

…Y bien, joven amigo… ¿en qué le puedo ser útil? preguntó el Sr. Richards.…Señor, vengo con el firme propósito de trabajar con esta empresa, y creo verdaderamente que si hay un trabajo que tenga que ser entregado, un pedido que conseguir o alguna tarea urgente que entregar, lo podré realizar en el menor tiempo posible… estoy acostumbrado a dar resultados, no excusas… y además, para mi sería un motivo de autentico orgullo poder pertenecer a una de lasempresas más importantes de nuestro país…

El Sr. Richards se le quedó viendo fijamente durante algunos segundos, y le dijo: …Debo decirle, que para entrar a trabajar con nosotros requerimos no solo de buenas intenciones, sino también de calidad y entrega… Necesitamos con urgencia gente que sea profesional en su trabajo, es decir que se tatúen la camiseta de la empresa… QUE VERDADERAMENTESIENTAN AMOR POR SU TRABAJO… La mirada de Rogers brilló de una manera peculiar, y su respuesta fue muy clara…

…Sr. Richards, solamente le pido una oportunidad de demostrarle que comparto sus puntos de vista…

Al salir del despacho, el Sr. Richards tomó el teléfono y llamó al Sr. Pedersen…

… Pedersen, le dijo, está por llegar a tu oficina unhombre que acabo de contratar, no es que me quiera inmiscuir en tus asuntos, pero… este hombre me parece de un valor excepcional, me convenció con su honestidad y considero que a ti también te convencerá… dale a vender lo más difícil que tengamos en los aserraderos…Vamos a ver de que madera está hecho…

…De acuerdo, contestó Pedersen, le voy a dar un cargamento de alerce que en seismeses no hemos podido vender ni un solo tablón…

Pasaron tres semanas y Pedersen llamó una tarde a Capi Richards…

…Jefe, le dijo, le tengo una buena noticia, este hombre Rogers, ha vendido todo el alerce que teníamos en la bodega, y lo que es más, sus ventas han rebasado todos los pronósticos… ¿qué le parece?

…Muy bien, respondió Capi … y...
tracking img