El juicio de miguel hidalgo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2135 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La degradación a Hidalgo y el juicio de la historia
" Que sea condenado en su boca, en su pecho y en su corazón y en todas las vísceras de su cuerpo. Que sea condenado en sus venas y en sus muslos, en sus caderas, en sus rodillas, en sus piernas, pies y en las uñas de sus pies. Que sea maldito en todas las junturas y articulaciones de su cuerpo, desde arriba de su cabeza hasta la planta de supie; que no haya nada bueno en él. Que el hijo del Dios viviente, con toda la gloria de su majestad, lo maldiga. Y que el cielo, con todos los poderes que en él se mueven, se levanten contra él. Que lo maldigan y condenen. ¡Amén! Así sea. ¡Amén!" ( Parte final del decreto lanzado por el obispo Manuel Abad y Queipo, el 29 de julio de 1811)
En la antesala del bicentenario de la degradación sacerdotaldel cura D. Miguel Hidalgo -30 de julio del año 2010- comienza a generarse un debate mediático en ascensos y tendente a involucrar a El Vaticano: en la actualidad el Papa Benedicto XVI podría responder al decreto del clérigo Manuel y Queipo, doscientos años atrás y en el que posiblemente tomó decisiones el Papa Pío VI.
El origen de este segundo debate público en menos de un año lo está generandonuevamente un integrante de la Asociación de Cronistas del Estado de Guanajuato, agrupación civil anfitriona de un congreso nacional de cronistas en el año 2010, fecha que pareciera propicia para asumir una postura oficial por centenares de cronistas de todo México.
Del otro lado de la mesa de este debate está el Episcopado Mexicano que ha integrado una comisión de revisión histórica. Este grupoaspira a elaborar una "reinterpretación equilibrada, y superando apasionamientos; ubicar las cosas en su contexto…entender los acontecimientos sin criterios anacrónicos", a raíz de la cual pueda fijar una nueva postura (1). En esta comisión se encuentran los arzobispos Alberto Suárez Inda -de Morelia- y José Guadalupe Martín Rábago -de León-.
Para colocar más elementos sobre la mesa se hadivulgado en Italia un completo estudio sobre la historia de México que resalta las fuertes dudas sobre la validez canónica de la ex comunión sufrida por el prócer mexicano Miguel Hidalgo y Costilla.
"Se duda de la validez de esa ex comunión; canónicamente es una determinación sumamente discutida", sostiene Emilio Martínez Albesa, autor de la obra La Constitución de 1857. Catolicismo y liberalismo enMéxico.
El texto, dividido en tres volúmenes, fue presentado hace unas semanas en Roma y es fruto de una investigación de más de 13 años con fuentes de archivos civiles y eclesiásticos tanto de México como en España e Italia.
El autor ha explicado a la prensa europea que a Hidalgo no se le sancionó por sus ideas políticas, sino por sus acciones revolucionarias, más concretamente por mandarencarcelar a sacerdotes, lo cual estaba penado por la Iglesia católica en esa época. El principal problema de la ex comunión es que él pertenecía al obispado de Michoacán al momento en que se levantó en armas y comenzó la insurgencia; mientras que en ese entonces no había un obispo michoacano.
En la obra se destaca esa diócesis estaba administrada por Manuel Abad y Queipo, quien nunca fue consagradoobispo pese a haber sido elegido por la regencia de España, un gobierno provisional que sustituyó al rey Fernando VII que estaba aún en Francia. "Hay que decir que esa decisión fue ratificada por el arzobispo de México, pero habría que ver hasta qué punto canónicamente podía él declarar una pena así a un sacerdote fuera de su jurisdicción", dice el doctor en Historia. Argumenta que lo que se alegópara ex comulgarlo "no fue el levantarse contra España, ni mucho menos. La acusación fue por hacer prisioneros a sacerdotes, por ello se le aplicó el canon que condenaba el atentar contra la persona de los eclesiásticos".
Concluye que la oposición generalizada al cura Hidalgo de parte del alto clero mexicano, en el curso de su revolución, tenía sustento en el desorden social y los atentados...
tracking img