El Kirchnerismo y los Movimientos Sociales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2118 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de octubre de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
2003 2013



EL KIRCHNERISMO Y LOS MOVIMIENTOS SOCIALES.

El 24 de marzo de 1976 se abrió el camino a la instauración, en nuestro país, del nuevo modelo económico y social hegemónico en el “mundo occidental”: el neoliberalismo impulsado por Thatcher desde Inglaterra y Reagan desde Norteamérica. Un modelo cuyo eje fundamental es la deserción del Estado en sus funciones básicas, y que ennuestro país comenzó a tomar forma de la mano de Martínez de Hoz, con el aplauso de los medios masivos de comunicación, la oligarquía terrateniente y la “patria financiera”, y al precio de ríos de sangre vertidos por una generación que soñaba con un proyecto definitivamente emancipador de la nación y de los sectores populares.

En 1989, cuando caía el Muro de Berlín y se disolvía el camposocialista, triunfando el modelo capitalista como única forma de producción social, en Argentina volvía al poder el peronismo. O al menos eso parecía, hasta que Carlos Menem emprendió la “reforma del Estado”, privatizando las empresas públicas, que es igual a decir el esfuerzo de generaciones de argentinos; desentendiendo a aquel de la educación y la salud; concediendo primacía a la especulación;aumentando el endeudamiento de nuestro país; flexibilizando las condiciones laborales de los trabajadores argentinos, y dando los últimos golpes mortales al aparato productivo nacional.

La profundización de este modelo, concretada eficientemente a lo largo de una década entera bajo el liderazgo de aquel supuesto peronista, y luego continuada sin demasiados matices por De la Rúa, concentró la riqueza enunas pocas manos locales y extranjeras, vendió nuestra soberanía nacional en todas sus formas, y dejó afuera a millones de argentinos que ya no eran ni siquiera aquellos cabecitas negras a los que convocó Perón en los ’40, principalmente, porque no tenían trabajo. Sin embargo, el problema más grave radicaba no en que se encontraran desempleados, sino en que el “mercado”, siempre tan armónico yautorregulado, los necesitaba así.

Como consecuencia del creciente desempleo y la precarización laboral, y de la desinversión del Estado en áreas sensibles a las que el primer peronismo dedicó el grueso de sus recursos, las necesidades básicas de muchas familias argentinas, como educación, salud y vivienda, hasta la misma alimentación de los niños, se convirtió en un desafío diario, del que ladirigencia se desentendía, y los punteros se aprovechaban para ascender políticamente.

En este escenario social se encuadran los primeros movimientos de protesta social, a mediados de la Segunda Década Infame, utilizando formas novedosas y posteriormente generalizadas de exigir al Estado la respuesta a sus necesidades más básicas: el corte de ruta, o piquete, según lo llamarían, no sin cierto tonoestigmatizador, los medios de comunicación. Organizando los reclamos, nacían los movimientos sociales.

La agudización de las consecuencias de este modelo se expresaría en la proliferación de manifestaciones de protesta social, que confluyeron en diciembre de 2001 con los reclamos de la clase media, y desencadenaron la feroz represión del gobierno de la Alianza y la inmediata renuncia delpresidente.

Con una política marcadamente contradictoria, Eduardo Duhalde se propuso estabilizar la situación social, brindando respuestas parciales a los reclamos de las organizaciones populares al tiempo que ejecutaba una devaluación con resultados catastróficos para ellos y altamente favorable a los sectores concentrados de la economía.

El cambio definitivo comenzaría el 25 de mayo de 2003.Ese día se escuchó la frase que encabeza este texto, en lo que sería el primero de una serie de gestos por parte de aquel presidente patagónico que llegaba al gobierno sin mucho más que el apoyo del aparato provincial partidario del justicialismo.

Aquel discurso, para muchas de las organizaciones que venían resistiendo, retomaba las banderas históricas del peronismo, a través de la defensa del...
tracking img