El laberinto de la soledad, octavio paz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2050 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Iberoamericana León
Dignidad y Existencia Humana

El laberinto de la Soledad, Octavio Paz
Introducción
En el laberinto de la soledad, escrito por Octavio paz, se nos conduce por el camino de la reflexión y los cuestionamientos, del amor y la duda, de la vida y la muerte. Es precisamente, el carácter analítico de su obra, el laberinto de la soledad es principalmente un estudioque Paz nos realiza del mexicano en sentido general, no del criollo ni el mestizo, no del indígena, ni el descendiente de padres o abuelos extranjeros, sino de todos ellos en sentido general y muchos más. Su vigencia es impactante, puesto que podemos observar que los conceptos manejados y continuamente señalados por el aún en la actualidad continúan vigentes y enriquecen en nosotros como pueblo elsentido de identidad.
Máscaras mexicanas.
Se nos habla de igual modo de las diversas facetas en las cuales se desarrolla el mexicano, es un ser singular, pero sin embargo, él siempre se encuentra alejado del mundo y de todos aquellos que lo conforman y le son cercanos. Lejos incluso de sí mismo. Con la capacidad de hacer uso del silencio, además de la palabra, como un mecanismo destinado a suprotección.
El poeta reflexiona acerca del poder verdadero que la palabra misma puede tener sobre el mexicano. Esto es visible con el hecho de que términos como “rajarse”, dan a conocer el alto grado de machismo que cada uno de nosotros intrínsecamente llevamos dentro desde el momento de ser concebidos como miembros de este pueblo. Nos menciona el tan tremendamente mexicano albur. Aquél lenguajesecreto, siempre ingenioso, de fuertes connotaciones principalmente sexuales que con frecuencia atraca, desafía, y que tiene como principal finalidad el demostrar nuestro carácter cerrado frente al mundo.
El mexicano según señala, frecuentemente utiliza máscaras para de este modo resguardar su privacidad e intimidad, a menudo no presta interés al cuidado de estos elementos cuando hablamos de unsentido ajeno y por tanto, el círculo de la soledad que envuelve a nuestro pueblo se vuelve a cerrar, o mejor dicho continua cerrado como siempre. L a manera instintiva en la que consideramos peligroso a todo lo que representa lo exterior, tiene su razón si revisamos la historia de nuestro país. Las derrotas se sufren con dignidad. Lo anterior, nos dice, no carece de grandeza.
Mención aparte seríael caso de la mujer mexicana. Mujer cuyo recato tiene que ser a toda prueba. La vanidad masculina, heredada de los indígenas y los españoles, se regodea bajo la sumisión, económica, moral y social de la mujer. En un mundo hecho a la imagen del hombre, la mujer es sólo un reflejo de la voluntad y querer masculinos. Desde luego, que el centro de atención de la mujer es su sexo, el cual se encuentraoculto, pasivo, como un inmóvil sol secreto.
Sin embargo, también se está consciente de que la mujer, la tierra, representa la continuidad de la especie, el orden, y la dulzura. De nada sirve lo anterior, el machismo necesita mujeres impersonales para subsistir. Se respeta el concepto de la madre, de la mujer abnegada pero no de la persona: la mujer como protagonista de su historia. Por ello,refranes, canciones populares y conductas cotidianas, aluden al amor como falsedad y mentira si la protagonista deja al hombre, quien por su parte, encuentra consuelo en los brazos del alcohol. Una mentira más que pudo ser verdad.
Las máscaras del mexicano, sus mentiras, reflejan sus carencias, lo que fuimos y queremos ser. Sin embargo, de tantas posturas y tantas mentiras terminamos simulando loque queremos ser, ignorando nuestra condición, estamos condenados a representar una verdad ficticia, lejana a la realidad. Como aquél niño que según nos relata, escuchó un ruido y al preguntar quién era, una sirvienta recién llegada le contestó no es nadie señor; soy yo. Señalándonos la triste situación en la cual alguien se vuelve nadie y sin embargo, está presente siempre.
Todos santos, día de...
tracking img