El laberinto de la soledad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1666 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Laberinto de la Soledad. Octavio Paz. Ed. Fondo de Cultura Económica. Sexta Reimpresión 2008

Comentarios acerca de la Obra

Presenta: Pedro Mario Escudero de los Ríos

La presente oba está constituida por ocho capítulos y un apéndice.

Capítulo 1. Inicia su narrativa acerca del mundo del adolescente y como va descubriéndose, en ese camino se encuentra solo y comienza a tomasconsciencia de su ser; es en este momento cuando el autor compara a México, un pueblo en crecimiento con esta etapa. Enfoca hacia el México posterior a la Revolución, cuando debe integrar su diversidad en razas y lenguas. Hace alusión a la figura del Pachuco, jóvenes que radicaban en la Ciudad de los Ángeles, de origen mexicano y que se caracterizan por su vestuario y su lenguaje; quieren desconocer suorigen mexicano, sin embargo no quieren pertenecer al estilo de vida americano; esta característica la menciona el autor como “los extremos a que puede llegar el mexicano”; le gusta incomodar a la sociedad y desafiar el estatus, encuentra su razón de ser al romper las reglas y al entrar a la prohibido. Se siente solo y por lo tanto distinto y Paz refiere que el origen de ello es en las raícesreligiosas y en el simbolismo de la muerte. El mexicano busca su origen en la cimiente que lo ha formado.

Capitulo 2. El mexicano se encuentra alejado del todo y de sí mismo; puede hace una defensa tanto el silencio como la palabra; establece entonces en ese lenguaje simbolismos que le procuren proteger su hombría; el “no te rajes”, el albur en sus diferentes formas permite al individuo manifestar sudomino a te los demás, confirma que “soy el más macho, soy el dominante”. Esta solo es una de las muchas máscaras que tiene para proteger su intimidad, en lo íntimo está solo y solo se siente seguro. En esta estatus, la mujer pasa a un segundo plano, depende de la voluntad masculina, la mujer se convierte en el origen y se requiere de su figura para que el macho pueda subsistir. En sus máscaras,el mexicano esconde lo que no tiene y entra en un punto de simulación.

Capítulo 3. En este capítulo se enfatiza la contradicción como forma de vida del mexicano, ello tiene sus orígenes en la concepción mística que tenían pueblos como los aztecas antes de la conquista-en donde el binomio vida muerte era capricho de los Dioses- , y en la creencia n la concepción cristiana de que la muertes esla antesala de otra vida. He aquí el origen de la contradicción; el pueblo se siente traicionado por sus Dioses. Surgen las fiestas populares como una manera de canalizar estas contradicciones, durante ellas, el mexicano se siente seguro, sin embargo sigue solo; derrocha y simula.

Capítulo 4. Se analiza el sistema capitalista en donde el ser humano es prescindible; se critica a este sistema querebaja la condición del hombre en un sistema clasista. Hace referencia a “que el mexicano no se atreve o no quiere ser el mismo”. Ha tenido a lo largo de su historia muchos abandonos, ante ello debe buscar que lo cobije y le de autenticidad, es por ello que surge la figura de la Chingada, símbolo del dominio del conquistador que violo y domino a la mujer indígena. Sus hijos son los malinchistas,los traidores. Continúa el simbolismo y la Virgen de Guadalupe-Tonantzin es la madre protectora y la dualidad de la Chingada con la figura santísima refleja los conflictos y traumas que le envuelven.

Capítulo 5. Se hace alusión a la conquista, los españoles encuentran civilizaciones estructuradas con rasgos comunes en sus sistemas de gobierno y religión; el imperio azteca sometió a otros muchospueblos; ellos vieron en los conquistadores una vía para liberarse del yugo. Po otro lado, en un sistema teocrático se cumplían las profecías y los signos; la conquista se vio favorecida por el factor español el azteca.Los indígenas se identifican con la figura de Cristo, una figura humillada y llena de sangre. Surgen pocas figuras universales en la Nueva España, se señala a Sor Juana Inés de...
tracking img