El laicado al servicio de la vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (395 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL LAICADO AL SERVICIO DE LA VIDA
1. Laicos al servicio de la vida
El Concilio Vaticano II en la Constitución Lumen Pentium, sobre la Iglesia, intentando acentuar lo que es común a todos losfieles, así como el carácter de servicio a la comunión de las diversas funciones y carismas, se priveligia el concepto de “fiel cristiano ”condición común a todos los bautizados, miembros de laiglesia. Todos los files cristianos tenemos la misma dignidad ante Dios y compartimos los mismos derechos y deberes, según los dones que nos han sido confiados. Por la misma razón, cada uno, desde su propiaespecificidad, somos corresponsables de la realización de la misión evangelizadora de la Iglesia. Todos y cada uno indistintamente , y en virtud del bautismo, participamos de la triple misión deCristo, Sacerdote, Profeta y Rey.

Hasta el vaticano II, la identidad del laico se caracterizaba por una definición negativa, o por exclusión, considerando como tales aquellas personas que nohabían recibido el sacramento del Orden. Sin embargo, si bien la afirmación de Lumen Pentium sobre la común dignidad de los fieles cristianos permitirá superar esta imagen , abrirá nuevas cuestiones queserán abordadas en el magisterio posterior

De esta manera, erl Papa Pablo VI pensando en el papel insustituible de la vida laical, hará ver claramente la revelancia del trabajo laical para la misiónevangelizadora en un mundo secularizado, caracterizado por una fractura creciente entre la fe y la vida.”Cuantos más laicos compenetrados en el espíritu evangélico, responsables de estas realidades yexplícitamente comprometidos en ellos, competentes en su promoción y conscientes y conscientes de tener que desarrollar toda su capacidad cristiana, a menudo ocultada y sofocada, tanto más seencontrarán estas realidades al servicio de dios- y por tanto de la salvación de Jesucristo, sin perder ni sacrificar nada de su coeficiente humano, sino manifestando un dimensión trascendente a menudo...
tracking img