el lenguaje del espacio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2264 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de octubre de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL LENGUAJE DEL ESPACIO
Michel foucault
Durante siglos, escribir se ha supeditado al tiempo. El relato (real o ficticio) no era la única
forma de esta pertenencia, ni la más próxima de lo esencial; incluso es probable que él
haya ocultado la profundidad y la ley en el movimiento que parecía manifestarlo mejor. A
tal punto que liberándolo del relato, de su orden lineal, del gran juegosintáctico de la
concordancia de los tiempos, se creyó que se exoneraba el acto de escribir de su vieja
obediencia temporal. En efecto, el rigor del tiempo no se ejercía sobre la escritura por el
sesgo de lo que escribía, sino en su espesor mismo, en lo que constituía su ser singular, ese
incorporal. Dirigiéndose o no al pasado, sometiéndose al orden de las cronologías o
dedicándose a desanudarlo,la escritura estaba presa en una curva fundamental que era la
del regreso homérico, pero también la del cumplimiento de las profecías judías. Alejandría,
que es nuestro lugar de nacimiento, había prescrito ese círculo a todo el lenguaje
occidental; escribir era regresar, era volver al origen, recobrar el primer momento; era estar
de nuevo en la mañana. Por ello, la función mítica de laliteratura hasta nuestros días; su
relación con lo antiguo; el privilegio que concedió a la analogía, así como también, a todas
las maravillas de la identidad. Como consecuencia una estructura de repetición que
designaba su ser.
El siglo XX es quizás la época en la que se desanudan tales parentescos. El retorno
nietzscheano clausuró de una vez la curva de la memoria platónica, y Joyce cerró la delrelato homérico. Lo que no nos condena al espacio como a la única posibilidad, durante
mucho tiempo descuidada, sino que revela que el lenguaje es (o quizás ha llegado a ser)


 

Publicado en Critique, N° 203, abril de 1964, traducción de Luis Alfonso Palau C.

Página 1 

asunto de espacio. Que lo describa o lo recorra no es tampoco el asunto esencial. Y si el
espacio es en ellenguaje de hoy la más obsesiva de las metáforas no es porque él ofrezca
de aquí en adelante el único recurso sino porque es en el espacio donde el lenguaje se
despliega desde el comienzo del juego, se resbala sobre sí mismo, determina sus
escogencias, dibuja sus figuras y sus traslaciones. Es en él donde se transporta, donde su
ser se “metaforiza”.
El desvío, la distancia, el intermediario, ladispersión, la fractura, la diferencia no son los
temas de la literatura de hoy sino aquello en lo que el lenguaje nos es dado ahora y viene
hasta nosotros: lo que hace que él hable. Estas dimensiones no las ha extraído de las cosas
para restituir en sí el analogon y algo así como el modelo verbal. Ellas son comunes a las
cosas y a él mismo; el punto ciego de donde nos vienen las cosas y laspalabras en el
momento en que ellas van a su punto de encuentro. Esta «curva» paradójica, tan diferente
del regreso homérico o del cumplimiento de la Promesa, es sin duda por el momento lo
impensable de la Literatura. Es decir, lo que la hace posible en los textos donde podemos
leerla en la actualidad.
***
La víspera de Roger Laporte se mantiene lo más cerca posible de esta “región” a la vezpálida y temible. Allí es designada como una prueba: peligro y riesgo, abertura que
instaura pero que permanece abierta, próxima y alejada. Lo que impone así su inminencia,
pero inmediata y desviándose así, no es de ninguna manera el lenguaje, sino un sujeto
neutro, “él”, sin rostro, por el cual todo lenguaje es posible. Escribir no es algo posible más
que si él no se retira al absoluto de ladistancia; pero escribir se hace imposible cuando él
se hace amenazante con todo el peso de su extrema proximidad. En este desvío lleno de
peligros, no puede haber (como tampoco en el Empédocles de Hölderlin) ni Medio, ni
Ley, ni Medida. Pues sólo es dada la distancia y la vigilia que abre los ojos sobre el día que
aún no está allí. De un modo luminoso, y absolutamente reservado, este él dice...
tracking img