El lobo y el pastor y sus versiones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3250 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 22 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
“El Lobo y el Pastor”
Esopo fue un fabulista griego antiguo, que relató fábulas personificando animales, y que fueron transmitidas en forma oral. No se conocen textos escritos. Sus relatos cortos con personajes en su mayoría de la fauna, dejaban una enseñanza o moraleja explícita o implícita, alegorías morales. Sus relatos se conservaron por tradición oral y fueron recreadas en verso por elpoeta griego Bario aproximadamente en el siglo II antes de Cristo. El poeta romano Fedro las rescribió en latín en el siglo primero de la era cristiana. Las fábulas que conocemos hoy en día, son versiones que se han reconstruido con las rescritas posteriormente al fabulista griego. Éste ha inspirado e influido en escritores que han desarrollado este tipo de literatura, como  Jean de La Fontaine enFrancia, en el Siglo XVII y Félix María de Samaniego, en España en el Siglo XVIII.
Su nacimiento posiblemente fue en el siglo VI antes de Cristo, entre el 620 y el 560 en Frigia. Fue un esclavo manumitido (puesto en libertad), del filósofo Canto, Esopo desencantado de los sacerdotes a los que veía como usurpadores de riquezas, ofreció sacrificios al dios, pero no les entregó dinero. Indignados,pusieron en el equipaje una copa de oro consagrada a Apolo, por lo que fue acusado de robo y lanzado desde una roca, dándole muerte.
Las fábulas de Esopo, son breves historias con moraleja, sus personajes son animales que actúan como los humanos, y donde la envidia, la desconfianza y el mal se describen de una manera cercana. Se creen que eran de tradición oral pero no fue hasta Esopo que quedaronplasmadas, principalmente por posteriores versiones de otros autores.

Versión Original (Traducción de un escrito antiguo):

El Pastor mentiroso.
APacentaba un Pastor á sus Ovejas en una montaña. Muchas veces pedia socorro á los Labradores, que trabajaban en los campos vecinos, diciendo: Ay de los Lobos! Oyendo los Labradores los gritos, dexaban su labor, y venian á socorrerlo; y no hallando porallí Lobo alguno, se volvían á su trabajo. Habiendo el Pastor repetido esto varias veces, y conociendo los Labradores la burla; fué el caso, que un dia el Lobo verdaderamente entró á su rebaño. Entónces el Pastor pidió socorro, gritando: Ay de los LobosI Mas los Labradores , pensando que se burlaba, no fueron á socorrerlo, y así el Lobo mató muchas Ovejas,
Guarda no ser mentiroso, porque es un vieioentre «os, que aborrece mucho Dios.
Al que acostumbra á mentir, nadie le cree aun guando dice verdad.

-------------------------------------------------

-------------------------------------------------
Esopo
Versión 2 (traducción del Latín)
Pedro y el lobo
Erase una vez un pequeño pastor que se pasaba la mayor parte de su tiempo cuidando sus ovejas y, como muchas veces se aburría mientras lasveía pastar, pensaba cosas que hacer para divertirse.
Un día, decidió que sería buena idea divertirse a costa de la gente del pueblo que había por allí cerca. Se acercó y empezó a gritar:
-¡Socorro! ¡El lobo! ¡Que viene el lobo!
La gente del pueblo cogió lo que tenía a mano y corriendo fueron a auxiliar al pobre pastorcito que pedía auxilio, pero cuando llegaron, descubrieron que todo había sido unabroma pesada del pastor. Y se enfadaron.
Cuando se habían ido, al pastor le hizo tanta gracia la broma que pensó en repetirla. Y cuando vio a la gente suficientemente lejos, volvió a gritar:
- ¡Socorro! ¡El lobo! ¡Que viene el lobo!
Las gentes del pueblo, en volverlo a oír, empezó a correr otra vez pensando que esta vez si que se había presentado el lobo, y realmente les estaba pidiendo ayuda. Peroal llegar donde estaba el pastor, se lo encontraron por los suelos, riendo de ver como los aldeanos habían vuelto a auxiliarlo. Esta vez los aldeanos se enfadaron aún más, y se marcharon terriblemente enojados.
A la mañana siguiente, el pastor volvió a pastar con sus ovejas en el mismo campo. Aún reía cuando recordaba correr a los aldeanos. Pero no contó que, ese mismo día, si vio acercarse...
tracking img