El loco delicioso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1692 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENSAYO

E.

26

La locura y el sueño en Gérard de Nerval, “El loco delicioso”
JULIO CÉSAR FÉLIX

N

erval es un poeta que habla sobre los constantes combates desesperados del alma humana. Un hombre que se debate con demonios cotidianamente ilumina su obra y nos alcanza su re ejo diáfano con una luz única. El acercamiento a la obra de Nerval necesita ser delicado y cuidadoso, puescualquier individuo equivocado puede hallar en sus primeras aproximaciones puros gritos o balbuceos frenéticos, como las de un alma enferma cualquiera. Me re ero especí camente a la prosa de Labrunie, original nombre de Gérard, que dejó por el seudónimo de Nerval por ser éste el lugar donde vivió y se crió durante la infancia. O más bien dicho, a su prosa poética. En el presente texto quiero comentarsobre dos elementos, que a mi parecer, son fundamentales para un acercamiento directo con la obra del poeta francés: la locura y el sueño. No como temáticas, sino como dos estados desde donde se instala para narrarnos sus frecuentes luchas interiores. Y para ejempli car lo que quiero revisaremos Aurelia o el sueño es la vida. Gérard de Nerval “El loco delicioso”, epíteto creado y usado por suscontemporáneos y amigos, exalta su ironía frente a lo que él mismo llama su enfermedad y su curación.

La locura
El poeta al encontrarse en los bordes donde la razón no existe se espanta. La locura lo tiene prisionero, es la única vez en la que Nerval protesta de ese estado en el que no sabe si va a sucumbir o si saldrá a salvo; es aquí, en este preciso momento cuando comienza a escarbar en elpasado de sus sueños y a escribir Aurelia, que será, más que una explicación a los psicólogos de su estado, una verdadera necesidad para su salvación, es el superar la desgracia que le ha ocurrido en su interior transformada en expresión poética auténtica. Cuando Nerval trata el asunto de su “enfermedad” en el relato, lo hace con un tono irónico, ejemplo de ello es el siguiente fragmento: Voy a tratarde transcribir las impresiones de una larga enfermedad que sucedió totalmente en los misterios de mi espíritu;- y no sé por qué me sirvo del término enfermedad, pues jamás, por lo que toca a mí mismo, me he sentido de mejor salud...1 En Aurelia, Nerval siempre es perseguido por algo que él cree haber cometido, un raro y misterioso sentimiento de culpa, entonces el poeta lucha con el n de salvarsedurante toda su vida. Su capacidad de sufrir y desesperarse velan a sus propios ojos la extensión de su inocencia; dice Albert Beguin en su libro Gerard de Nerval; ejemplo de esto lo vemos al 1. Gerard de Nerval, Aurelia, pág.4
Acequias 49 Otoño 2009 IBERO Torreón

ENSAYO
nal de la primera parte del relato, cuando después de haber narrado toda una serie de visiones, ensueños y delirios porlos que vivía atormentado, siente una carga que le pesa mucho y dice: ¿Qué había yo hecho? Había turbado la armonía del universo mágico de donde mi alma extraía la certidumbre de la existencia inmortal. ¡Estaba ahora maldito quizá por haber querido penetrar el temible misterio ofendiendo la ley divina; no debía esperar ya sino su cólera y su desprecio! Las sombras irritadas huían lanzando gritos ytrazando en el aire círculos fatales, como las aves al acercarse la tempestad. 2 En Aurelia podemos apreciar que Nerval tiene delirios de persecución. Se siente perseguido por una falta que cree haber cometido; un raro sentimiento de culpa que origina un misterio más en la vida del poeta de las Quimeras. El vate decimonónico francés lucha incansablemente con el n de salvarse durante toda su vida.Su capacidad de sufrir y de desesperarse velan a sus propios ojos la extensión de su inocencia. 3 En Aurelia todo transcurre en planos simultáneos. Nerval retoma en niveles diferentes la historia de una misma alma, crea un mundo de sueño mezclado con un mundo real; realiza el itinerario de un alma a través del caos de la locura, de las angustias y de la incertidumbre. Aquí radica el tono...
tracking img