El lugar sin limites

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1238 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Lugar Sin Límites
La triste y melancólica historia de Manuela

Mi nombre es Manuel González Astica, o mejor conocido cómo Manuela, Vivo en el pequeño y muy miserable pueblo de El Olivo, no toda mi vida la he vivido aquí, muchos acontecimientos me han traído al cual hoy es mi hogar.
Desde muy joven comprendí que yo no era un hombre normal, es más, soy algo bastante sorpresivo, escape de mihogar siendo muy joven, luego de que una maestra me sorprendiera con otro muchacho, por temor a mi padre decidí irme, en mi desesperación por no tener hogar, fui acogido por una señora, de la cual aprendí mi mayor virtud, ella me enseño a bailar flamenco, como una verdadera española, y cuando lo hacia me sentía como una reina, lamentablemente fui expulsado de este nuevo hogar ya que miscostumbres eran algo ortodoxas y causaba recelo en donde fuera.
Sin más remedio me evoque a la profesión más antigua del mundo, la prostitución, y en este periodo de mi vida fui expulsado más de una vez debido a que no era aceptado, por ser diferente, por que me gustaba el alcohol demasiado, porque nadie comprendía como me sentía, porque los hombres son demasiado brutos como para comprender que soy unaartista, una no entendida artista, diferente pero digna.
Sin más que hacer otra prostituta y yo, la cual encontré por casualidad en mi vida, al igual que yo era una renegada, aunque por muy diferentes motivos, juntó a ella trabaje en un circo, en el cual me compré mi hermoso vestido de española, hermoso era hasta que ese bruto lo rompió, pero bueno todavía no llegamos a ese punto, en una de misambulaciones de casa en casa, llegue a la casa de la pecho de palo, desde ahí fui enviada al cual seria mi hogar, cómo refuerzo a la casa de la Japonesa, quien sin saberlo seria crucial para mi vida, ella cambiaria drásticamente mi modo de vivir, viajamos al pueblo del Olivo en tren, el único medio de viaje a ese pueblo alejado de la mano de Dios, por así decirlo, viaje junto a las hermanas Farías yotro montón de putas, cómo refuerzo para una fiesta vaya Dios a saber de que índole, al llegar me sentí diferente de entrada, la Japonesa valoro mi estilo y me puso casi de segunda a cargo, ya que mi sentido del gusto despertaron en ella un interés por mi, ayude con la decoración del escenario, la preparación de la comida y hasta con su vestido que era hermoso.
La fiesta era para un tal senadorCruz, Alejandro Cruz para ser más exacta, la fiesta era en su honor ya que la dueña de casa era una asidua y ferviente partidaria del senador, el le traería avances al pueblo, cómo la electricidad, la fiesta transcurría con un ritmo normal, cómo siempre fui victima de burlas pero al parecer el festejado se alegro de mi presencia, aunque luego me hizo sentir miserable, al momento de realizar minúmero artístico de española, el y otros rufianes me maniataron y lanzaron al rio, un bruto imbécil trato hasta de orinarme me sentí tan desdichada, no sólo por que una es diferente se le debe de tratar así, porque yo soy una mujer, soy una mujer de esencia, pero soy un hombre por fuera, soy un maricón, pero no me importa yo se que soy mujer porque naci con el cuerpo cambiado nada mas, busque dentrode la casa un lugar tibio la fiesta continuo afuera, hasta que escuche los pasos de la Japonesa, ella me propuso algo tan extraño, pero me engaño con la idea de un hogar, me propuso acostarme con ella o bueno simularlo, para que el viejo Alejo nos diera la casa, yo acepte pero engañada porque siempre soñé con ser dueña de algo, algo donde caerme muerta, y ella aprovecho eso, ya en el acto, ellaempezó con sus cosas raras, y a decirme cosas, pero por una vez en mi vida me sentí mujer, ella me trato como si yo fuera una mujer, ella supo como tratarme y por eso la ame, ella murió unos años atrás, y yo estoy muy pronta a seguirla, bueno de ese engaño resulto una cosita muy linda, la Japonesita, se gano ese apodo por su mamá y heredo e su otra mamá que soy yo, todo lo físico, con razón es tan...
tracking img