El mal: un punto de partida alternativo para la liberación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2543 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

El mal es un concepto de demasiada importancia para la ética, pues no sólo constituye un punto de reflexión en esta disciplina, sino que también es uno de esos conceptos difíciles de explicar y del que además hay varias definiciones y concepciones. Por ejemplo, Pedro de Velasco Rivero, en uno de sus escritos, formula una visión de mal que es muy sugerente y que va enormementeligada a la realidad de los pueblos latinoamericanos, esos pueblos que son víctimas de un mal social, donde está perdida la dignidad, la libertad, donde la esperanza se ve trastocada por lo “gris” de las realidades en que se viven y donde la sed de unas condiciones de vida mejor, no es saciada.
Ahora bien, la teoría que presenta De Velasco Rivero nos muestra el mal como choque con la realidaddesajustada, que bien puede ser la realidad de los pueblos de América Latina, y un mal como punto de partida alternativo para salvar y liberar, pues piensa que “para refundar la moral hay que buscar en las culturas tradicionales, en el propio querer, en las relaciones con los otros, en la gratuidad asumida como fuente y sentido de toda humanización”.[1]
¿Quién es Pedro de Velasco Rivero?
Paracomprender la filosofía de un autor es importante saber su contexto, en el caso de De Velasco Rivero es interesante mencionar su formación y los lugares en los que ha prestado su servicio, pues así podemos entender su línea de reflexión y cómo la ha ido conformando.
Pedro es un sacerdote jesuita nacido en Puebla, México, tiene Licenciatura en Filosofía por el Instituto Libre de Filosofía y Ciencias;Licenciatura en Teología por el Colegio Máximo de Cristo Rey del Distrito Federal; Doctorado en Teología por el Instituto Católico de París y Doctorado en Ciencias de la Religión, con especialidad en Antropología, por la Universidad de París-Sorbona (París IV). Por su formación, y lo que ha vivido en su época y en la Sociedad de Jesús, se puede deducir que su interés por el hombre y su realidad, sobretodo si ésta va muy ligada a la fe y la cultura, es un elemento esencial en su reflexión.
Por otra parte, su servicio lo ha realizado mientras ha sido designado en varias ocasiones a la Sierra Tarahumara o como maestro y formador de escolares de la Compañía de Jesús. También fue maestro de Antropología y Ética durante 20 años en el Instituto Libre de Filosofía y Ciencias. Co-fundador y primercoordinador del Programa de Doctorado en Filosofía de la Educación y Jefe del Departamento de Filosofía y Humanidades de 2003 a 2005. Actualmente, es Director del Complejo Asistencial Sta. Teresita, AC (CASTAC) en Creel, Chih., organización que proporciona servicios de salud a la población rarámuri, promueve proyectos de desarrollo local y el rescate de su cultura. Pedro ha vivido muy de cerca larealidad de los pueblos latinoamericanos y sabe lo que dice cuando presenta su enfoque filosófico desde esa realidad.
Sus líneas de reflexión son sobre los supuestos y consecuencias de la “ética del deber” en la actual concepción de la economía y la construcción de una “ética del querer” y sobre religiosidad indígena y popular.[2]
El mal: un punto de partida alternativo
Hay muchas maneras deentender el mal y de verlo desde diferentes ángulos. Por ejemplo, si hablamos de una concepción clásica del mal es casi seguro que se encontrará altamente influenciada por los griegos y, por ende, los medievales o escolásticos, o por otros autores como Kant y Hegel.
Una definición del mal es la siguiente: “Mal es el término que determina la carencia de bondad que debe tener un ente según sunaturaleza o destino”.[3] O la que lo señala así: “el mal es el valor otorgado a algo que reúne dicha característica, en ocasiones apartándose de lo lícito u honesto, perpetrando desgracia o calamidad, convirtiéndose, en consecuencia, en malo”.[4] Al toparnos con dichas definiciones es imposible no pensar en San Agustín que señala que todo lo creado es bueno por su origen, pero malo y defectuoso por...
tracking img