El malestar de la cultura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5436 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN

BIOGRAFÍA

Sigmund Freud nació en 1856, en Freiberg (República Checa), y murió en Londres, en 1939. Su familia de origen judía, se trasladó a Viena cuando él tenía cinco años, donde vivió casi toda su vida. En 1873, inició sus estudios de medicina en la Universidad de Viena. En 1910, se fundó la Sociedad Psicoanalítica Internacional en Nuremberg, la cual presidió Jung.OBRAS DESTACADAS

Entre sus obras más destacadas se encuentran: "Estudios sobre la histeria" (1895), "La interpretación de los sueños" (1900), "Psicopatología de la vida cotidiana" (1904), "Tres ensayos sobre la vida sexual" (1905), "El chiste y su relación con el inconsciente" (1905), "Tótem y tabú" (1913), "Introducción al psicoanálisis" (1917), "Lecciones introductorias alpsicoanálisis" (1922), "Más allá del principio del placer" (1922), "El yo y el ello" (1923), "El malestar de la cultura" (1930), "Nuevas lecciones de psicoanálisis" (1933), "Inhibición, síntoma y angustia" (1936) y "Moisés y la religión monoteísta" (1937-1939).

Sus teorías fueron más allá del ámbito de la psicología, repercutiendo en la cultura del siglo XX. En definitiva, la ideología de Freudinfluyó en campos tan diversos como el arte, la historia, la literatura, la sociología y la antropología.

TEMA PRINCIPAL

La cultura ha contribuido al bienestar de la humanidad, pero no ha dotado al hombre de felicidad. Ésta, implica la sustitución del principio del placer por el principio de la realidad y esto crea malestar.

El hombre ha de reprimir su agresividad y ha de sublimar susexualidad hacia objetivos de interés común. La cultura suplanta la satisfacción inmediata por una satisfacción retardada, es decir, la libertad y la ausencia de represión, por seguridad.

La agresividad natural del hombre se controla, debido a que se dirige hacia uno mismo, fortaleciendo el super-yo o la conciencia moral. El yo está a disposición de tres fuerzas: el mundo exterior, elsuper-yo y el ello. El yo tiene que conciliar las exigencias de la realidad exterior que lo envuelve, los impulsos agresivos del ello y el estricto autoridad del super-yo.

De la tensión entre el yo y el super-yo nace el complejo de culpabilidad o sentimiento de culpa, lo que causa el malestar del hombre en la cultura.

EL MALESTAR DE LA CULTURA

¿Qué fines y propósitos de vidaexpresan los hombres en su propia conducta?, aspiran a la felicidad, quieren llegar a ser felices.

Estas aspiraciones tienen dos fases: un fin positivo y otro negativo. Por un lado, evitar el dolor y el displacer; por el otro, experimentar intensas sensaciones placenteras.

Lo que en el sentido más estricto se llama felicidad, surge de la insatisfacción, casi siempre instantánea,necesidades acumuladas que han alcanzado elevada tensión, y de acuerdo con esto solo se da como periodo episódico.

Así, nuestras facultades de felicidad, están limitadas en principio por nuestra propia constitución, nos es mucho menos difícil experimentar desgracias. Esta nos ataca por tres lados, desde el propio cuerpo, del mundo exterior y de las relaciones con los seres humanos.El aislamiento voluntario, el alejamiento de los demás, es el método de protección más inmediato contra el sufrimiento, susceptible de originarse en las relaciones humanas.

El más crudo efecto de los métodos destinados a producir modificaciones, es el químico, la intoxicación. Ciertas sustancias extrañas, nos crean sensaciones placenteras, modificando nuestra sensibilidad ypermitiendo percibir estímulos desagradables.

Pero en nuestro propio psiquismo, deben existir asimismo sustancias que cumplen un fin analógico, similar a la embriagadez, sin incorporación de droga alguna.

La satisfacción de los instintos, precisamente porque implica tal felicidad, se convierte en causa de intenso sufrimiento cuando el mundo exterior nos privar de ella, negándonos la...
tracking img