El malestar docente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3682 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL MALESTAR DOCENTE COMO CONSECUENCIA DE LA CRISIS

Alumna: Láquiz Silvia
Materia: Sociología de la Educación
Carrera: Profesorado en química
Facultad de Humanidades y Ciencias
Año 2011


ÍNDICE
Introducción………………………………………………………………………………………………..1
Consideracionesteóricas……………………………………………………………………………..2
Transformación en las relaciones entre viejas y nuevas generaciones………….3
Las nuevas tecnologías de la información y la Comunicación……………………….4
Crisis de identidad de los trabajadores de la educación……………………………….5
Factores que influyen en el educador…………………………………………………………..6
Consecuencias del malestar docente…………………………………………………………….8
Estrategias paraevitar el malestar docente…………………………………………………10
Conclusión……………………………………………………………………………………………………12
Bibliografía……………………………………………………………………………………………………13

INTRODUCCIÓN

El estado de opinión que existe entre los profesores de la enseñanza y buena parte de la sociedad, sobre lo difícil que es impartir clases en la actualidad, es un hecho que no podemos obviar. Este clima de insatisfacciónrecoge consideraciones negativas respecto a la falta de disciplina de nuestro alumnado, falta de apoyo de padres e incluso de la administración educativa, el importante número de bajas entre docentes por enfermedades mentales (depresión, ansiedad, etc.), determinadas rutinas perniciosas que se establecen en los centros y que no permiten el desarrollo óptimo de la actividad profesional (falta deprofesorado de apoyo, inadecuación de horarios, las tutorías de la clases “más conflictivas” son asumidas por profesorado recién llegado al centro, etc.).Esto y más, hace que la vivencia de su profesión por parte de muchos educadores no sea positiva, lo que les llevará a engrosar la fila de aquellos profesionales que sufren el día a día de su trabajo llegando poco a poco a mayores niveles deinsatisfacción y “malestar docente”. No se puede comprender la emergencia de esta cuestión si no se tienen en cuenta algunas transformaciones de la sociedad y en el propio sistema educativo.

1

Consideraciones teóricas
En todos los países los docentes se enfrentan con el doble desafío de atender a más alumnos (masificación). Pero esto no es todo, ya que también, y esto es muy importante, debenatender a otros alumnos, dado los grandes cambios de la morfología social de los inscriptos.
En estas condiciones existe cada vez menos acuerdo inmediato entre el contenido del programa escolar (que tiende a cambiar con cada reforma educativa), el saber del docente y el deseo (o interés) de aprender de los alumnos (en todo caso, esta coincidencia sólo se realiza en ciertos establecimientos y paraciertos alumnos, por lo general de las clases dominantes).
Estos otros alumnos en muchos casos provienen de sectores socialmente excluidos como consecuencia de las transformaciones en los modos de producción, la concentración en los sistemas de distribución de la riqueza y las inéditas facetas de cuestión social contemporánea.
El desfase entre el conocimiento y las competencias que puedenmovilizar los docentes y los problemas que deben atender en el salón de clases convierten a la enseñanza en un oficio que cada vez compromete más a la persona y expone al individuo en tanto que individuo (y no en tanto que rol profesional). La inversión/inmersión personal en la tarea (trabajo concreto) puede ser gratificante, pero también puede ocasionar situaciones de depresión, en especialcuando no se cuenta con las competencias y condiciones de trabajo adecuadas y por lo tanto no se alcanzan los resultados esperados.
En América latina, la cuestión adquiere facetas más dramáticas en tanto y en cuanto en muchos casos se hace difícil contener y retener a ciertos alumnos, y al mismo tiempo enseñar y desarrollar conocimientos poderosos que habiliten a las nuevas generaciones a competir...
tracking img