El marxismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (552 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿La docente que soy….o…..La docente que creo ser…?

Al cumplir cinco años y comenzar mi educación primaria, quedé prendada de la dulzura y el amorque nos brindaba mi señorita a mis compañeros y a mí. Creo que fue ahí cuando comenzó a rondar en mi cabeza la idea de dedicarme a la docencia.
Durante el transcurso de mi escolaridad primaria, laidea de ser la “señorita” de tal o cual grado fue afianzándose en mi proyecto de vida.
Luego, llegó el feliz tiempo del secundario, épocade amigos, música, salidas compartidas y los nuevos docentes, no ya los dulces maestros, sino los exigentes “profes”.
Rendí examen de ingreso para entrar en la Esc. DeComercio Libertador General San Martín, dependiente de la U.N.S.J. En esta prestigiosa institución de nuestra provincia cursé mis estudios secundarios. La enseñanza que recibí fue a mí entender, excelente.Mi preparación era apta para seguir estudiando en la Universidad, y me gustaba la idea de trabajar con adolescentes. A pesar de que mi formación estuvo enfocada hacia lo económico, yo me inclinésiempre por las materias humanistas.



Cuando egresé del secundario, comencé el profesorado de Historia, pero esto no llenó mis expectativas, sentía que no era lo que realmente me gustaba. Terminéel primer año, pero al año siguiente me cambié al profesorado de Enseñanza Básica, que se dictaba en un terciario de la provincia.
Cursé los tres años de la carrera, terminando con muy buenascalificaciones y al año siguiente tomé mi primer suplencia. Fue por un cargo de mayor jerarquía, por lo que estuve en ese establecimiento dos años. Las docentes y los directivos de la escuela eran personasmuy preparadas y muy trabajadoras, por lo que yo aprendí mucho trabajando con ellas.
Así transcurrieron mis primeros años en la docencia, tarea que me llenaba y me daba muchas satisfacciones....
tracking img