El medico a palos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1754 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El médico a palos
D. GERÓNIMO, hacendado rico. (Raúl)
DOÑA PAULA, su hija. (Alex)
LEANDRO, amante de Doña Paula. (Bismarck)
JULIANA, criada de D. Gerónimo. (Lupita)
BARTOLO, leñador. (Cesar)
MARTINA, su mujer. (Ingrid)
GINÉS. Criada de D. Gerónimo. (Lupita)
LUCAS. Criado de D. Gerónimo(Isaac)
Acto primero
ESCENA I.
Bart. ¡Válgate Dios, que duro está este tronco! Dexémoslo, ahora vendrá bien un rato de descanso y un cigarrillo. Allí viene mi mujer. ¿Que traerá de bueno?
Mart. Holgazán¿Sabes que tienes que acabar de partir esa leña, y llevarla al lugar?
Bart. Anda que si no es hoy, será mañana.
Mart. Yo te haré cumplir con tu obligación.
Bart. Mira, mujer , que mevas enfadando.
Mart. ¿Y que cuidado se me da a mí, insolente?
Bart. Mira que te he de romper la cabeza.
Mart. ¿A mí? bribón, tunante, canalla, a mí?
Bart. Sí? Pues toma.
Mart. Ay! ay! ay! ay!
Bart. Este es el único medio de que calles.... Vaya hagamos la paz. Dame esa mano.
Mart. ¿Después de haberme puesto así?
ESCENA II.
Mart. Pues ello es preciso, que los golpes que me ha dadolos tengo en el corazón.
Luc. ¿Vamos bien por aquí a Miraflores?
Mart. ¿Y para quien le iban ustedes a buscar?
Luc. Para una señorita que vive ahí cerca, en esa casa de campo junto al río.
Mart. Aquí tenemos el hombre más sabio del mundo.
Gin. ¿De veras?
Mart. Sí señor.
Luc. ¿Y en donde le podemos encontrar?
Mart. Cortando leña en ese monte. La manía de este hombre es la masparticular que se ha visto. No confesará su capacidad, a menos que no te muelan el cuerpo a palos.
Gin. ¡Que extraña locura!
Gin. ¿Y como se llama?
Mart. Don Bartolo. Fácilmente le conocerán ustedes.
Luc. Pues ese hombre es el que necesitamos nosotros. Vamos a buscarle.
ESCENA. III.
Gin. Señor, venimos a implorar su auxilio de usted, para una cosa muy importante.
Bart. ¿Y que pretendenustedes?
Gin. ¡Un hombre tan sabio!¿no ha de comunicar al mundo los talentos de que le ha dotado la naturaleza?
Bart. ¿Quien, yo?
Gin. Usted, no hay que negarlo.
Bart. ¿Pero, en suma, quien soy yo?
Gin. ¿Quien? Un gran médico.
Bart. ¿Que es esto? ¿Es una humorada, o están ustedes locos?
Luc. ¿Aun no confiesa usted que es doctor en medicina?
Bart. No señor, no lo soy.Bart. Ay! ay! ¡Pobre de mí! Si que oy médico. Si señor.
Luc. ¿De veras?
Bart. Si señor, y cirujano de estuche, y sepulturero, y todo cuanto hay que ser.
Gin. Me alegro de verle a usted tan razonable.
Gin. Se trata de asistir a una señorita muy rica, que vive en esa quinta cerca del molino.
Luc. Acabada la curación le darán a usted que sé yo cuánto dinero.
Bart. Pues, señor, vamos alláESCENA I.
Gin. Aquí tiene usted señor al estupendo médico, al doctor infalible.
D. Ger. Me alegro mucho de ver a usted, y de conocerle, señor doctor.
Bart. Pues como digo, señor médico, habiendo sabido...
D. Ger. ¿Con quien habla usted?
Bart. Con usted.
D. Ger. ¿Conmigo? Yo no soy médico.
Bart. No?
D. Ger. No señor.
Bart. ¿No? pues ahora verás lo que te pasa.
D. Ger. ¿Quehace usted, hombre?
Bart. Yo te haré que seas médico a palos, que, así se gradúan en esta tierra.
D. Ger. Detenedle vosotros... ¿Que loco me habéis traído aquí?
Gin. Mire usted, este caballero que está presente es nuestro amo, y padre de la señorita que usted ha de curar.
Bart. ¡Oh! perdone usted
D. Ger. No ha sido nada... Pues, señor, vamos al asunto. Yo tengo una hija muy mala...
Bart.Muchos padres se quejan de lo mismo.
D. Ger. Quiero decir, que está enferma.
Bart. Ya, enferma.
D. Ger. Si señor.
Bart. ¿Y como se llama su niña de usted?
D. Ger. Paulita.
Bart. ¡Paulita! ¡Lindo nombre para curarse!...
D. Ger. Si señor... Voy a hacer que salga aquí la chica, para que usted la vea.

ESCENA II.
Doña. Paula. Ah! ah! ah!
D. Ger. Vaya, gracias a Dios que se ríe...
tracking img