El mejor líder es el que se sabe prescindible

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2403 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La baja por enfermedad de Steve Jobs en Apple deja un vacío en la dirección de la empresa - El carisma puede volverse contra el proyecto - Un ejemplo de sucesión: la de Amancio Ortega

Steve Jobs es más que un directivo. Es el consejero delegado más influyente de las últimas décadas. Sus innovaciones han revolucionado varios sectores económicos y han cambiado hábitos de consumo en millones depersonas. Semejante hoja de servicio le ha convertido en uno de los activos clave de Apple. Jobs fundó la empresa de tecnología en 1976, fue invitado a marcharse en 1985 para regresar en 1997 y transformar un grupo casi en quiebra en la segunda compañía más grande por valor en Bolsa del mundo gracias al lanzamiento de nuevos productos (ipods, ipads y iphones).

Los jefes con más estrellato no seimaginan una empresa sin ellos
Las compañías no están preparadas para su salida repentina
Su poder, la empatía con empleados y clientes e incluso el respeto que le muestran sus rivales son ahora, irónicamente, un obstáculo para Apple. El pasado 17 de enero, festividad de Martin Luther King en EE UU, Jobs envió una carta a sus 50.000 empleados en el que confirmaba un secreto a voces: el cáncerque sufre desde 2004 le forzaba a tomarse una baja. No es la primera vez que Jobs tiene que dejar la sala de mandos, pero la reacción del mercado tras conocerse la noticia lleva a pensar que este adiós podría ser el definitivo. Ayer un grupo de inversores pidió a la compañía que haga público el plan de sucesión de Jobs.
El caso Jobs ha aflorado el debate de hasta qué punto es bueno para unaempresa contar con un líder tan carismático dado el vacío que deja su marcha, y cómo se debe orquestar la sucesión en una compañía para minizar el impacto de la transición.
Los expertos reconocen que este tipo de directivos es una bendición para cualquier empresa, pero avisan del peligro que llevan asociado: son personas tan especiales que no suelen imaginar una empresa sin ellos y, por lo tanto,pueden llegar a descuidad la sucesión.

"Es indudable que los líderes carismáticos pueden tener un efecto muy beneficioso para una compañía", explica Mauro Guillén, profesor en la escuela de negocios Wharton School de la Universidad de Pensilvania. "Sin embargo, una cosa es que una empresa funcione bien con este tipo de dirección, y otra bien distinta que un grupo con vocación de permanencia se puedapermitir depender de un solo individuo por muy carismático que sea", añade.

Algunos analistas destacan que Jobs se ha rodeado de gente con gran talento y esto aseguraría una transición menos traumática. Tim Cook, director de operaciones de Apple, asumirá el mando de forma interina. Cook ya sustituyó a Jobs en anteriores bajas y sus buenos resultados fueron recompensados con una millonariaprima. Aunque la continuidad de la empresa esté asegurada, parece claro que Apple sin Jobs perderá parte de su magia.

El profesor de recuros humanos de Esade Ceferí Soler es de los que piensa que Apple se sobrepondrá a la ausencia de su fundador, "porque ha creado un equipo muy potente".

Soler, no obstante, señala que la empresa tecnológica ha incurrido en los fallos típicos de todos los gruposdonde la figura del máximo directivo brilla tanto como la marca del grupo. "Jobs no es un líder carismático, es un líder narcisista. Es un gran creador porque los narcisistas son grandes creadores. En estas situaciones las empresas suelen darles todo el poder a sus ejecutivos y eso es un error. No se le puede dar todo el poder a nadie. Una persona tan innovadora es incapaz de imaginar la empresasin él. El éxito es un gran narcótico", indica el profesor de Esade.

Toda empresa, tarde o temprano, debe enfrentarse al relevo de su máximo directivo. Se trata pues de una situación que en teoría se puede trabajar con tiempo y que no debería pillar por sorpresa. La práctica, sin embargo, dice otra cosa. En EE UU, solo el 14% de las compañías reconoce estar bien preparada para responder a la...
tracking img