El mensaje de la biblia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Mensaje de la Biblia que puede cambiar tu vida…
La Biblia contiene un mensaje muy importante para ti. Dios te ama, te está buscando para transformar tu vida y establecer una relación personal contigo. Dios desea hacerte feliz; Él conoce tu vida y tiene la respuesta a todas tus necesidades. Para que esto suceda, tienes que entender lo siguiente: todos los hombres venimos a esta vida a tomaruna decisión de valor eterno. De esta decisión depende dónde pasaremos la eternidad. Dios confirma en su Palabra que solo hay dos lugares a donde ir: el cielo y el infierno. Quiero preguntarte: ¿Qué pasaría si murieras hoy? ¿En donde abrirías tus ojos? Dios dice que para ir al cielo, tienes que nacer de nuevo. Jesús le dijo a Nicodemo: “Os es necesario nacer de nuevo”, Juan 3:7. El Creador explicaen la Biblia como nacer de nuevo, como salvarse. Es muy sencillo y tú puedes salvarte hoy. ¿Cómo? Antes que nada, debes reconocer que has pecado. Dios creó al hombre por amor y lo creo perfecto. Le dio el don de la libertad y la Biblia enseña que el hombre ejerció esta libertad apartándose de su Creador el día que peco. Dios dice que “por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria deDios”, Romanos 3:23. Tus pecados te impiden tener una relación personal con un Dios justo y perfecto. La Biblia afirma que “la paga del pecado es muerte”, Romanos 6:23. Esta muerte incluye una separación de Dios para siempre en el infierno. “Así está establecido para todos los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”, Hebreos 9:27, “Y el que no se hallo inscrito en el libro de lavida fue lanzado al lago de fuego”, Apocalipsis 20:15. Esta verdad es horrible, el infierno es real, pero es exactamente la razón por la que Cristo vino a morir por nosotros. Dios, al contemplar este destino eterno, decidió amarte de tal manera que dio a su Hijo Jesucristo, para que muriera como tu sustituto. Él vivió la vida perfecta que debiste haber llevado, pagó por tus pecados en la cruz ymurió en tu lugar, “Al que no conoció pecado [Jesús], por nosotros Dios lo hizo pecado, para que nosotros quedáramos justificados delante de Dios”, 2 Corintios 5:21. Nuestra mente no alcanza a comprender cómo es que Jesús fue juzgado y castigado por nuestras faltas, pero Dios así lo afirma en su Palabra: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aun pecadores, Cristo murió pornosotros”, Romanos 5:8. Esto es verdad y Dios no puede mentir. Amigo mío, “Dios… ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan”, Hechos 17:30. Este arrepentimiento es un cambio de mente que Dios mismo produce y gratuitamente te otorga. Sólo debes reconocer delate de Él que eres pecador, pedirle perdón por lo que has hecho, apropiar el pago que hizo por ti en la cruz y estar dispuesto aque Él cambie tu vida. Él es el que lleva a cabo este milagro, tú tan solo lo debes aceptar. El carcelero de Filipos preguntó a Pablo y Silas: “¿Qué debo hacer para salvarme? Ellos le dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo”, Hechos 16:30-31. La Biblia explica que creen en Cristo es recibir y aceptar lo que Él hizo por nosotros. Ninguna religión, ni ninguna obra pueden salvarte. Noolvides, Dios es el que salva y Cristo el que murió por ti. La salvación es un regalo que tan solo debes apropiar, “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es un regalo de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”, Efesios 2:8-9. Con la libertad que Dios te dio, tú puedes tomar la decisión de aceptar a Jesucristo como tu Señor y Salvador. La Biblia dice quedebes invocarlo acercándote a Dios y pidiéndole que te salve. “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”, Romanos 10:13. Quizá pienses que esto no puedes ser tan fácil, pero sí lo es, la Palabra de Dios lo afirma. Este es el gran regalo del Creador para el hombre. Amigo mío, cree en Jesús y recíbelo hoy como tu Salvador. “He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora...
tracking img