El mestro de go

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 172 (42832 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Kawabata, Yasunari El Maestro De Go V1.0 - Document Transcript
1. YASUNARI KAWABATA EL MAESTRO DE GO EMECÉ LINGUA FRANCA Kawabata Yasunari El maestro deGo.- 2ª. Ed. Buenos Aires: Emecé Traducido por Amalia Soto ISBN 950-04-2615-3 Narrativa Japonesa. Título original: Meijin © 1951-1972 The Heirs of Yasunari Kawabata © 2004 Emecé Editores, S.A. Imagen decubierta: Gentileza AsociaciónArgentina de Go 2

2. PROLOGO Este libro es un enigma atrayente: Kawabata lo definió como una "crónica fiel", por basarse en hechos reales, y sin embargo uno encuentra aquí una riqueza literaria que supera la idea de una "crónica". El tono poético conmueve, y la línea argumental avanza con intriga mientras va dibujando el enfrentamiento final, definitorio, entre dos grandes oponentes en el Go, elantiguo ajedrez del Oriente. El Maestro de Go —que inicialmente tenía la forma de un reportaje periodístico y es, supuestamente, el favorito de Kawabata— es, en cierto sentido, una elegía: cuenta el último campeonato, en 1938, de un venerado Maestro del Go a punto de retirarse de una larga carrera profesional. Kawabata fue contratado por un diario nacional para cubrir el evento (como si Faulkner oCoetzee fueran a narrar el famoso enfrentamiento en ajedrez entre Bobby Fischer y Boris Spassky en plena Guerra Fría). La novela que reelaboraría Kawabata, unos añosdespués del partido real, evoca el momento triste pero inevitable del retiro del Maestro ya en el umbral del finde su trayectoria, en el juego y en la vida misma. Al evocar este momento de pérdida, Kawabata honra el legado que dejael Maestro. En otro sentido es un libro —como bien dice el autor mismo— escrito por un corresponsal desde el campo de batalla. Como narrativa, no permite el estancamiento y nos moviliza, aundesde la pena, para volver sobre la lucha y revivirla paso a paso, desde las trincheras. En un día de pleno verano, un Maestro invicto y su rival más fuerte se aíslan del mundo para enfrentarse. Es un campeonatoquedejará a uno solo en la cima, y para realizarlo se encierran en un albergue rural, bien alejado, "como en una lata". Los acompañan los jueces y administradores del juego a nivel profesional, los pocos periodistas encargados de informar al público. También presentes, aunque no durante las sesiones de juego, están las esposas de los que compiten, y en el caso de uno, sus hijos pequeños. El Maestro y elrival son los grandesdel momento en el mundo de Go. Se trata de un antiguo juego de mesa en el que dos contrincantes luchan por el terreno. Cada jugador, en su turno, coloca una ficha del color propio —blanco o negro— y así el tablero va representando en lo visual el encuentro entre dos fuerzas en expansión. Blanco y negro van tomando territorio en distintas zonas del tablero —una matrizcuadriculada de 19 x 19 líneas que dan 361 puntos en los que colocar una ficha— y con el tiempo queda cada vez menos espacio "vacío" o "neutro", y los contrincantes entran progresivamente en mayor proximidad. La tensión va en aumento de manera imperiosa; ya para las etapas intermedias del juego —por lo menos con 50 fichas colocadas— cada jugador se encuentra en contacto directo con el enemigo. Buscaempujarlo o rodearlo para incorporar los sitios ocupados al territorio propio. Mientras tanto, por supuesto, intenta evitar ser él mismo rodeado y capturado. Una partida se da por terminada, o sea los territorios se dan por definidos, con unas 200 o 250 movidas hechas. Una vez declarado el resultado, los administradores del juego se encargan de "limpiar" la expresión visual de lo que ha sido aquellalucha dinámica: se llenan los espacios "libres" con los colores que corresponden, y así el tablero muestra el resultado final hasta su última 3
3. consecuencia. (Este libro cuenta con diagramas que permiten disfrutar de este proceso de saturación progresiva en el tablero, y de la presión que aumenta implacablemente a lo largo del juego.) En sí mismas, las reglas del Go son engañosamente...
tracking img