El metodo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (822 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mi vida en fá

Día 1
Si bien ya había terminado la tarea de la escuela para ese día, aun no me ponía los zapatos, en lugar de eso tenia unas chanclas de hule de color azul
Sin peinarme y conlas chinguiñas pegadas a los ojos, no me preocupaba en ese momento nada más que comer algo para irme a trabajar, con solo ocho años de edad ya me ganaba la vida cargando bolsas de mandado en un tianguiscerca de la casa; son las cinco de la mañana y me disponía a salir tome un vaso de leche con café que ya había calentado previamente y un bolillo que encontré en la mesa, me puse mi sudadera congorro integrado y fui caminando por la calle solitaria, llegue a casa de mi amigo Pablo y con un chiflido que solo nosotros conocíamos como una clave secreta, al cabo de unos cinco minutos que espereafuera sentado en la banqueta salió y fuimos al mercado sobre ruedas ya habían llegado algunas camionetas de los comerciantes, corrimos a preguntarles si les podíamos ayudarles a descargar, el señor quemanejaba nos indico que ya estaba abierta la puerta de la camioneta y sin más fuimos a la parte trasera y comenzamos a cargar sobre los hombros los costales de verdura, con esfuerzos llegamos a elpuesto semifijo para acomodar los bultos, terminamos y así continuamos con otras camionetas que seguían llegando; nos movíamos tan rápido como podíamos para cubrir lo mas que se pudiera y así sacar maslana para llevar dinero a la casa y nuestros gastos en la escuela.

Día 2

Si bien trabajaba no me quejaba de la vida que me había tocado ya que tenia tres hermanos que nos queríamos mucho entrenosotros, mi mama o como a mi me gustaba decirle “macita” era la mujer mas hermosa, comprensiva y cariñosa que cualquier persona en el mundo desearía tener como amiga y madre, si bien no teníamostelevisión o sala o comedor o ropa de marca como la demás gente, su sola presencia de mi madre me alegraba el día con un abrazo, nunca estaba de más para sus hijos una caricia o mimo, nos decía algo...
tracking img