El ministerio del pastor consejero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 355 (88559 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
BIBLIOTECA MUNDO HISPANO

MINISTERIO PASTORAL

EL MINISTERIO DEL PASTOR CONSEJERO
por James E. Giles

EDITORIAL MUNDO HISPANO © 2003

EL MINISTERIO DEL PASTOR CONSEJERO

JAMES E. GILES

DEDICADO

a Mary Nell, mi esposa y ayuda en todo sentido

CONTENIDO
Prefacio Introducción

PARTE I: CONSIDERACIONES BASICAS
1. Base Teológica para el Cuidado y Consejo Pastorales 2. BaseTeológica para el Cuidado y Consejo Pastorales (continúa) 3. El Pastor como Consejero 4. El Aconsejado

PARTE II: PRINCIPIOS PARA AYUDAR
5. Sugerencias para el Consejo Efectivo 6. Metas al Aconsejar 7. El Proceso de Dar Ayuda

PARTE III: AREAS DE APLICACION
8. Orientación sobre el Matrimonio y las Relaciones Matrimoniales 9. Aconsejando a la Juventud 10. La Consejería en Asuntos Eticos yReligiosos 11. El Ministerio para las Personas en Situaciones de Crisis 12. La Consejería en Temas Relacionados con los Intereses Finales

BIBLIOGRAFIA
Nota: Las citas bíblicas son de la Santa Biblia Reina-Valera Actualizada

PREFACIO
La invitación a escribir un libro sobre Cuidado Pastoral y Consejería sirvió como estímulo para retomar un proyecto que había iniciado hace unos cuantos años,cuando escribí La Psicología y el Ministerio Cristiano. Expreso mi gratitud a muchos que han contribuido a este trabajo en maneras diferentes. En primer lugar, mi esposa siempre ha estado a mi lado para dar sugestiones y aliento. Aprecio profundamente su tierno apoyo, especialmente en tiempos de presión. En segundo lugar, un número de personas ha contribuido a mi pensamiento mediante palabras impresasy contactos personales. Kenneth Pepper me introdujo primero al entrenamiento clínico en un programa de tiempo parcial. Después, Robert Lloyd continuó abriendo el panorama al ayudarme a lanzarme en mi jornada interior tanto como en la exterior. Tom Cole me ayudó a acomodarme en el mundo de la supervisión de estudiantes en el entrenamiento clínico. Joe Gross ha servido como confidente, catalizadory consolador. A cada uno de ellos expreso mi gratitud. En tercer lugar, mis estudiantes a través de los años me han desafiado mientras trabajamos juntos en el campo del cuidado pastoral. Mentes inquisitivas y corazones abiertos nos han hecho buscar juntos esas verdades que son más útiles para otros. En cuarto lugar, los pacientes y aconsejados, cuyas historias se desenvuelven en las siguientespáginas, han sido maestros competentes. De cada contacto uno aprende algo que puede ser útil en el ministerio futuro. Verdaderamente, los “documentos humanos vivos” representan para nosotros el estímulo que es básico en el aprendizaje en este campo. Debo una palabra especial de gratitud a mi hija, Debbie, que pasó una parte de sus vacaciones del verano del colegio mecanografiando mi manuscrito.También expreso gratitud a Karen Hickman, que ayudó con la mecanografía final. Diferentes colegas han cooperado al leer porciones del manuscrito y haciendo valiosas sugestiones. Otros han tomado responsabilidad adicional para darme más tiempo para dedicarlo a este proyecto. Todos ellos tienen mi voto especial de gratitud. James E. Giles

INTRODUCCION
El título de este libro puede dar la impresión aalgunas personas de que realmente son dos libros en uno, porque consideran el cuidado pastoral como un campo independiente de la consejería. He tratado de fundir las dos actividades en una a través de las páginas de la presente obra. La consejería es parte del cuidado pastoral. Podemos concebir el cuidado pastoral como un campo más amplio en el que el pastor, en su intento de ministrar a la genteen sus necesidades, se ocupa de todo, menos de aconsejar. Sin embargo, hay otro sentido en el que el buen cuidado pastoral puede ser sinónimo de consejería. A través de los años he enseñado cuidado pastoral en un seminario en América Latina. Frecuentemente encuentro que los jóvenes que apenas inician su ministerio no entienden lo que incluye el cuidado pastoral. Han tenido la impresión de que...
tracking img