El monje que vende su ferrari

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9965 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNO

El despertar

Se derrumbó en mitad de una atestada sala de tribunal. Era uno de los abogados más sobresalientes del país, tan conocido por sus trajes italianos caros como por sus éxitos profesionales, yo me quede conmocionado al ver aquello, el gran Julián Mantle sufría un ataque cardiaco.
Conocía a Julián Mantle desde hacía diecisiete años, cuando uno de sus socios me contrato comointerino siendo yo todavía un estudiante, por aquel entonces Julián lo tenia todo, era un brillante abogado, la joven estrella del bufete, recuerdo una noche al pasar frente a su despacho vi sobre su escritorio una frase enmarcada de Winston Churchill que decía: “Estoy convencido de que este día somos dueños de nuestro destino, que la tarea que se nos ha encomendado no es superior a nuestras fuerzas;que sus acometidas no están por encima de lo que puedo soportar. Mientras tengamos fe en nuestra causa y una indeclinable voluntad de vencer, la victoria estará a nuestro alcance.”
Julián, fiel a su lema, era un hombre duro, dinámico y dispuesto a trabajar dieciocho horas diarias con tal de alcanzar el éxito, estaba resuelto a hacer las cosas a su modo y le encantaba lucirse.
Todavía noentiendo por que me eligió como su ayudante, el caso es que me prefirió a mi antes que a otros que habían cabildeado calladamente para tener el privilegio de serlo, Julián dijo que le gustaba mi “avidez”.
Por invitación de Julián me quede en el bufete en calidad de asociado y pronto iniciamos una amistad duradera, admito que no era fácil trabajar con el ya que Julián no podía equivocarse nunca, sinembargo bajo aquella irritable envoltura había una persona que se preocupaba por los demás.
Durante los primeros años justificaba su dilatado horario “por el bien del bufete” y decía que tenia planeado tomarse unas largas vacaciones en invierno, sin embargo el tiempo pasaba y a la par que se extendía su fama de abogado brillante también aumentaba su cuota de trabajo, sus éxitos fueron en aumento yconsiguió todo lo que la gente puede desear, ingresos millonarios, una gran mansión, avión privado, una casa de vacaciones en una isla y su mas preciada posesión: un Ferrari rojo.
Pero yo sabia que las cosas no eran tan idílicas y si me percate de esto fue porque yo era la persona que mas tiempo pasaba con el, éramos dos esclavos del reloj y cuanto mas tiempo pasaba con Julián, más me daba cuentade que se hundía progresivamente, parecía tener un deseo de muerte, nada le satisfacía, su matrimonio había fracasado y a sus cincuenta y tres años su rostro era un mar de arrugas, el cuerpo obeso por tantos excesos y se quejaba constantemente de que estaba enfermo y cansado, había perdido el humor y nunca reía, y lo mas triste es que había perdido su pericia profesional, apenas pasaba un día sinque me dijese que su trabajo ya no le apasionaba.
Y entonces ocurrió, el ataque cardiaco devolvió a la tierra al divino Julián Mantle y lo asocio de nuevo a su calidad de mortal justo en medio de aquella sala de tribunal, la misma sala de tribunal testigo de anteriores triunfos del famoso abogado.

DOS

El visitante misterioso

Era una reunión urgente de todos los miembros del despacho, elviejo Harding fue el primero en dirigirse a la asamblea.
-Me temo que tengo muy malas noticias. Julián Mantle sufrió un ataque ayer en el tribunal, ahora se encuentra en la sala de cuidados intensivos, pero los médicos me han dicho que su estado es estable y se recuperara, sin embargo Julián a tomado la decisión de abandonar el bufete y el ejercicio de su profesión.
Me quede de una pieza, sabiaque Julián tenia sus problemas pero jamas pense en una reacción así, pense que debió haber tenido la cortesía de comunicármelo en persona, ni siquiera dejo que lo viera en el hospital, todo eso sucedió hace unos tres años, lo ultimo que supe es que se había ido a la India en no se que expedición, le dijo a uno de los socios del bufete que deseaba simplificar su vida y que necesitaba respuestas...
tracking img