El monje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 555 (138669 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
E L

M O N J E G . L E W I S

M A T T H E W

Ediciones elaleph.com

Editado por elaleph.com

© 2002 – Copyright www.elaleph.com Todos los Derechos Reservados

EL

MONJE

ADVERTENCIA DEL AUTOR La primera idea de esta novela fue sugerida por la narración del santón Barsisa, relatada en The Guardian. La Monja Sangrante es una tradición a la cual todavía se da fe en muchas partes deAlemania, y se me ha dicho que las ruinas del castillo de Lauenstein, que supuestamente frecuenta, todavía pueden verse en las fronteras de Turingia. El rey del agua es, desde la tercera hasta la duodécima estrofa, el fragmento de una balada de origen dinamarqués. Y Belerma y Durandarte se ha traducido de algunas estrofas que se pueden encontrar en una colección de antigua poesía española, quetambién contiene la canción popular de Gaiferos y Melisandra, mencionada en Don Quijote. Ya he hecho plena admisión de los plagios de que tengo noción; pero no dudo de que pueden encontrarse muchos más, de los cuales en este momento no tengo conciencia alguna.

3

M A T T H E W

G .

L E W I S

PREFACIO IMITACIÓN DE HORACIO, Epístolas , 1, 20 Creo, ¡ oh libro vano y malpensado!, Que teveo lanzar miradas de avidez A Paternoster, lugar de grande fama, Donde se pierden y ganan nombradías. Te duele ver el fruto de tu arte Perdido entre libracos olvidados. Desdeñas el cerrojo y las llaves Y ansías finas pastas y dorados cantos Para tu libro dejar encuadernado En Stockdale, Hookham o Debrett. Ve, pues, y pasa el linde peligroso Del cual libro ninguno puede regresar. Y cuando tuslectores te critiquen, Te burlen, olviden, desprecien y condenen (si por ventura te han leído), Lamentarás dolorido tu locura Y en la paz del hogar querrás quedar. Y ahora, en profético oficio, Así te anuncio tu futura suerte: Cuando tú, libro, ya no seas nuevo, Ni ya joven y recién nombrado,
4

EL

MONJE

Perdida en un rincón oscuro y sucio, Mohosa de humedad, envuelta en telarañas, Tu obraserá presa del gusano, O enviada a la abacería, Condenada al escándalo y denuesto, Y forrará el baúl, o envolverá la vela. Mas si te recibieran con aprecio Y alguien se sintiese con tendencia A preguntar, en natural transición, Por mi persona y condición, Que soy uno, a quien pregunte dile, Ni demasiado pobre, ni muy rico, Fuerte en pasiones, rápido de espíritu, Torpe de forma, pequeño en estatura, Depocos aprobado, y aprobador de pocos; Extremo en el odio, en el amor extremo. Que aborrezco a quienes no quiero Y adoro a quien mi fantasía atrae. Nunca lento en forjarme opiniones, Y casi siempre equivocado en ellas. Firme en la amistad, aunque entiendo Que otros son traidores y engañosos. Y considero que en estos tiempos Es una pura quimera la amistad. No sé que haya nadie más apasionado,Altivo, obstinado e inflexible, Mas para quienes muestran su bondad Pasar por el humo y por el fuego quiero. Y si alguien preguntara a tu folio, “Dime, tu autor, ¿cuántos años tiene?”, Sin duda tus defectos dejarán en claro Que apenas he llegado a cumplir veinte, Que pasaron, Buen Lector, por mi palabra, Cuando en trono de Inglaterra Jorge III estaba. Y ahora, pues, sigue tu aventurada marcha.
5

MA T T H E W

G .

L E W I S

¡Ve, mi placer, mi querido libro, adiós! M. G. L. La Haya, 28 de octubre de 1974.

6

EL

MONJE

CAPÍTULO I
El señor Ángelo es riguroso; Se muestra vigilante con la tentación; casi no revela Que hay sangre en sus venas, o que su apetito El pan prefiere, no las piedras. SHAKESPEARE, Medida por medida

Apenas había repicado cinco minutos la campana dela abadía y ya la iglesia de los capuchinos se encontraba repleta. Que no se aliente la idea de que la multitud se congregaba por motivos piadosos o por sed de información. Muy pocos eran atraídos por estas razonas, y en una ciudad en que la superstición reina con tan despótico imperio como en Madrid, buscar una devoción auténtica sería un intento infructuoso. El público reunido en la iglesia...
tracking img