El movimento revolucionario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2329 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ariadna Ivonne Meneses Romero
Problemas Sociales, Políticos y económicos de México.
Control: 1
Unidad 1 REVOLUCION Y POLITICA DE RECONSTRUCCION NACIONAL EN LAS DECADAS DE 1920-1945
1.1 Síntesis del Movimiento Revolucionario de 1910
La Revolución Mexicana fue uno de los acontecimientos más importantes de la historia de México y del siglo XX. Este acontecimiento dio fin a la larga dictaduraporfirista y se convirtió en una etapa difícil por la participación de distintas tendencias revolucionarias y sus respectivos caudillos, que al tener propósitos y objetivos diferentes unos de otros, lucharon entre sí para favorecer sus intereses.
La Revolución Mexicana fue iniciada por Madero con el Plan de San Luis, fue provocada por causas de orden político, económico y social.
Inicio conel propósito del derrocamiento de Porfirio Díaz presidente de la República. La revolución maderista fue acogida con beneplácito por grandes sectores de la sociedad mexicana, principalmente por los campesinos, que esperanzados por lo prometido por Madero, se lanzaron a la lucha armada; Villa, Orozco y Zapata, encabezaron esta lucha campesina, pero pronto se dieron cuenta de que el reparto o larestitución de las tierras era lo que menos importaba a los dirigentes de ese movimiento.
Tanto Madero como Carranza pensaban que las reformas sociales debían aplazarse, primero tratando de conseguir la solución a las demandas políticas, más que sociales, lo que originó que los zapatistas provocaran una rebelión contra el gobierno maderista al considerarlo como traidor al no restituirles lastierras a las comunidades campesinas. Más tarde, después del triunfo constitucionalista sobre el huertismo, los villistas se rebelarían contra Carranza.
Las causas principales de este movimiento fueron:
El envejecimiento del sistema y la inmovilidad del gabinete porfirista.- Se refiere no sólo a la prolongada permanencia de Porfirio Díaz en la presidencia de la República, sino también de sussecretarios de Estado, de gobernadores de los Estados y demás funcionarios públicos que se habían enquistado en el poder con todas las prerrogativas y privilegios que les ofrecía la dictadura. Para darnos una idea el ministro más joven tenía 60 años de edad y por lo menos, 20 años en el puesto. En 1910 Porfirio Díaz tenía ya 80 años de edad, la mayoría de sus colaboradores estaban también muy viejos ysólo se sustituían a los que morían, lo que provoco que esta situación la oposición siguiera en aumento, principalmente de la clase media y de algunos sectores privilegiados que se sentían con el derecho a participar del poder político .
El régimen dictatorial personalista perfecto. John Kenneth Turner lo explica de la siguiente manera: "… El Presidente, el gobernador y el jefe político son tresclases de funcionarios que representan todo el poder en el país; en México no hay más que un solo poder gubernamental: el ejecutivo. Los otros dos poderes sólo figuran de nombre y ya no existen en el país ni un solo puesto de elección popular; todos son ocupados por nombramiento expedito por alguna de las tres clases de funcionarios del ejecutivo mencionado. Estos controlan la situación en sustotalidad, sus palabras son leyes en sus propias jurisdicciones: el presidente domina en los 29 estados y dos territorios de la República; el gobernador en sus Estado; el jefe político en su distrito. Ninguno de los tres es responsable de sus actos ante el pueblo…"De esta manera se fue abonando el terreno para el descontento social, no sólo de los campesinos y obreros, sino también de la gente quetenía una situación económica favorable, pero que deseaba y aspiraba a ocupar puestos públicos que tenía acaparados la camarilla porfirista, por cierto, ya longeva.
El incumplimiento de las declaraciones en la entrevista "Díaz-Creelman".En esta entrevista el dictador Porfirio de la Cruz Díaz Mori, en 1908, manifiesta al periodista norteamericano J. Creelman, entre otras cosas, que ya no...
tracking img