El muerto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (703 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS CINCO LLAVES

Un día, jugando a esconderme entre las cosas de mi abuela, en el fondo de un baúl enorme de madera encontré un llavero viejo y herrumbroso. El óxido no impedía apreciar la bellezade cada una de las llaves, cinco en total, todas grabadas con extrañas y rebuscadas formas. Me pregunté a qué suerte de cerraduras podrían pertenecer. En casa de mi abuela nunca había visto cerrojosde este tamaño.
Años después, a la prematura muerte de mi abuela, me enviaron desde España un enorme baúl con las pertenencias heredadas por ella, donde encontré, en el fondo de una de las cajas,debajo de una pila de vestidos de fiesta amarillentos y crinolinas raídas, un pequeño baúl con una enorme cerradura. A pesar de los años transcurridos, de inmediato recordé el llavero, lo había guardadocon temor de que mi abuela se diera cuenta de su ausencia y a pellizcos me hiciera confesar mi falta.
Era mi único recuerdo de aquella época feliz que terminó abruptamente con el exilio. Subí a mihabitación. Deposité cuidadosamente el baúl sobre la cama de latón envuelta en la sobrecama de encajes. Siempre traía conmigo el llavero, colgado de un listón dentro del forro de mí abrigo, cual amuletode buena suerte. Lo saqué cuidadosamente y escogí una, que me pareció la más adecuada para esa cerradura. Después de varios intentos di con la indicada. Un escalofrío recorrió mi mano cuando divuelta a la llave. Al abrirlo, el cofre estaba vacío. 
Un sentimiento de decepción me invadió, sin quererlo, derramé las lágrimas que no había podido derramar por la muerte de mi abuela, por no haberpodido despedirme de ella.
Cerré de golpe la tapa y di vuelta a la cerradura con tal fuerza que la llave, en vez de dar una, dio dos vueltas, esto me sorprendió pues pensé que tal vez no servía o que lallave no pertenecía al baúl. Pero, por curiosidad lo abrí nuevamente. Una luz interminable brotaba de su interior. Pronto me vi rodeada de construcciones medievales, de estilo gótico, fortalezas y...
tracking img