El mundo que nos toca vivir

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (955 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL MUNDO QUE NOS TOCA VIVIR
Noticia de carácter político-económico
La historia del mundo está repleta de políticos embaucadores, vendedores de ilusiones. El caso más reciente lo ubicamos en Italia.La Italia de Silvio Berlusconi. Su llegada a la política se produjo con un discurso del que se recuerda sobre todo una frase: “Italia es un país que amo”. Hablaba de su padre, del hombre hecho a símismo, del esfuerzo de los emprendedores, del éxito que había logrado con sus empresas y de la necesidad que tenía el país de él, de sus conocimientos como administrador, y por sobre todo de sucapacidad, al igual que el mitológico rey Midas de convertir en oro todo lo que tocaba.
Como buen vendedor de ilusiones, una buena parte del electorado italiano, hastiado del ambiente viciado de la políticatradicional (tanto, que ni de asomo se percataron del peligro que se les venía encima) terminan por comprar la propuesta. El gran demagogo y charlatán desarrolló y coronó al populista que llevaba pordentro. Ya en palacio se olvida de sus promesas insignia (bajar los impuestos, favorecer a los pequeños empresarios, subir las pensiones mínimas), y en cambio saca a relucir sus verdaderasintenciones. “Millonario desde los 30 años gracias al negocio inmobiliario, a la televisión y al intercambio de favores con políticos en el poder (de cualquier partido), don Silvio no tenía necesidad alguna decomplicarse la vida por Italia. Salvo que esa complicación fuese en realidad la manera de blindar a sus empresas, ahorrarse cientos de millones en multas, y gracias a las ventajas del cargo y a unsinfín de leyes confeccionadas a la carta, evitar la cárcel”.
La propuesta resultó ser falsa. Berlusconi no se ocupó en absoluto de arreglar Italia; los datos, por el contrario, tienen a la bella Italiaal borde del colapso, suplicando por un rescate que los saque de la letrina moral y económica en que la sepultó quien estuvo llamado a servir y no a servirse. La verdad, aunque dura y tortuosa,...
tracking img