El mundo y sus demonios cap1

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7650 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 9 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO 7
EL MUNDO POSEIDO POR DEMONIOS
Hay mundos poseídos por demonios, regiones de total oscuridad.
Upanisad de Isa
(India, 600 a. J.C. aprox)
El temor de las cosas invisibles es
la semilla natural de lo que cada
uno llama para sí mismo religión.
THOMAS HOBBES,
Leviatán (1651)
Los dioses velan por nosotros y guían nuestros destinos, enseñan
muchas culturas humanas; hay otrasentidades, más malévolas, responsables
de la existencia del mal. Las dos clases de seres, tanto si se consideran
naturales como sobrenaturales, reales o imaginarios, sirven a las necesidades
humanas. Aun en el caso que sean totalmente imaginarios, la gente se siente
mejor creyendo en ellos. Así, en una época en que las religiones tradicionales
se han visto sometidas al fuego abrasador de laciencia, ¿no es natural
envolver a los antiguos dioses y demonios en un atuendo científico y
llamarlos extraterrestres?
-----ooooo-----
La creencia en los demonios estaba muy extendida en el mundo
antiguo. Se los consideraba seres más naturales que sobrenaturales. Hesíodo
los menciona casualmente. Sócrates describía su inspiración filosófica como
la obra de un demonio personal benigno. Su maestra,Diotima de Mantineia,
le dice (en el Symposio de Platón) que «todo lo que es genio (demonio) está
entre lo divino y lo mortal... La divinidad no se pone en contacto con el
hombre —continúa— sino que es a través de este género de seres por donde
tiene lugar todo comercio y todo diálogo entre los dioses y los hombres, tanto
durante la vigilia como durante el sueño».
Platón, el estudiante máscélebre de Sócrates, asignaba un gran papel
a los demonios: «Ninguna naturaleza humana investida con el poder supremo
es capaz de ordenar los asuntos humanos —dijo— y no rebosar de insolencia
y error...»
No nombramos a los bueyes señores de los bueyes, ni a las cabras de las
cabras, sino que nosotros mismos somos una raza superior y gobernamos
sobre ellos. Del mismo modo Dios, en su amor porla humanidad, puso
encima de nosotros a los demonios, que son una raza superior, y ellos, con
gran facilidad y placer para ellos, y no menos para nosotros, dándonos paz y
reverencia y orden y justicia que nunca flaquea, hicieron felices y unieron a
las tribus de hombres.
Platón negaba decididamente que los demonios fueran una fuente de
mal, y representaba a Eros, el guardián de las pasionessexuales, como un
genio o demonio, no un dios, «ni mortal ni inmortal», «ni bueno ni malo».
Pero todos los platonistas posteriores, incluyendo los neoplatonistas que
influyeron poderosamente en la filosofía cristiana, sostenían que había
algunos demonios buenos y otros malos. El péndulo iba de un lado a otro.
Aristóteles, el famoso discípulo de Platón, consideró seriamente la idea de
quelos sueños estuvieran escritos por demonios. Plutarco y Porfirio
proponían que los demonios, que llenaban el aire superior, venían de la Luna.
Los primeros Padres de la Iglesia, a pesar de haberse empapado del
neoplatonismo de la cultura en la que nadaban, deseaban separarse de los
sistemas de creencia «pagana». Enseñaban que toda la religión pagana
consistía en la adoración de demonios yhombres, ambos malinterpretados
como dioses. Cuando san Pablo se quejaba (Efesios 6, 14) de la maldad en las
alturas, no se refería a la corrupción del gobierno sino a los demonios, que
vivían allí:
Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los
Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo
tenebroso, contra los Espíritus del Mal que están enlas alturas.
Desde el principio se pretendió que los demonios eran mucho más
que una mera metáfora poética del mal en el corazón de los hombres.
A san Agustín le afligían los demonios. Cita el pensamiento pagano
prevaleciente en su época: «Los dioses ocupan las regiones más altas, los
hombres las más bajas, los demonios la del medio... Ellos poseen la
inmortalidad del cuerpo, pero tienen...
tracking img