El mundo y sus demonios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3528 palabras )
  • Descarga(s) : 1
  • Publicado : 15 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pero no de ciencia. Hay una explicación mucho más sencilla. En cierto modo era un hombre bastante leído. El señor «Buckiey» —que sabía hablar, era inteligente y curioso— no había oído prácticamente nada de ciencia moderna. Hay una Atlántida de la «Nueva Era», «la civilización legendaria de ciencias avanzadas», dedicada principalmente a la «ciencia» de los cristales. Los estudios sugieren que unnoventa y cinco por ciento de los americanos son «analfabetos científicos». El último presidente con preparación científica debió de ser Thomas Jefferson. Los tratamientos científicos son cientos o miles de veces más eficaces que los alternativos. (Si uno está muerto, no puede hacer nada para ser feliz.) ¿Cómo puede conseguirse todo eso sin ciencia y tecnología?
Sé que la ciencia y la tecnologíano son simples cornucopias que vierten dones al mundo. Son conocidas las atrocidades perpetradas por los médicos nazis. El coste de los errores empieza a ser demasiado alto.
Sencillamente, no hay vuelta atrás. Todo eso son ejemplos de pseudociencia. Los niveles de argumentación, lo que pasa por pruebas, son mucho más relajados. Era capaz de provocar cualquier cosa, lo que fuera. Era como unaespecie de oración, pero con resultados mucho más seguros.
Decidí que era culpa de mi pronunciación.
La mayoría de los casos a los que me refiero en este libro son norteamericanos... En Alemania hay preocupación por los «rayos de la Tierra» carcinógenos que la ciencia no detecta; sólo pueden ser captados por experimentados zahones blandiendo sus palos ahorquillados. Los fantasmas son unaobsesión nacional en Gran Bretaña. «Dios.» Era (y sigue siendo) un mal principalmente rural, no urbano.
Sus causas, peligros, diagnóstico y tratamiento son iguales en todas partes. No son doctrinas para mentecatos. Hay algo más.
Nuestras percepciones son falibles. En Rusia y China solía ser fácil. La ciencia autorizada era la que enseñaban las autoridades. Quise ser científico desde mis primerosdías de escuela. La ciencia está lejos de ser un instrumento de conocimiento perfecto. Si los márgenes de error son pequeños, la precisión de nuestro conocimiento empírico es alta; si son grandes, también lo es la incertidumbre de nuestro conocimiento. Pero ni siquiera las leyes de la naturaleza son absolutamente ciertas. Demasiados argumentos de este tipo han resultado ser dolorosamenteerróneos. Parte de la ciencia es muy simple. Cuando se complica suele ser porque el mundo es complicado, o porque nosotros somos complicados.
La ciencia puede ser difícil de entender. Pruebe la ciencia.
No hay otra institución humana que se acerque tanto.
En la ciencia no hay preguntas prohibidas, no hay temas demasiado sensibles o delicados para ser explorados, no hay verdades sagradas. Esosesfuerzos continuarán siempre que haya científicos. Las palabras que abren el artículo de 1905 de Einstein son características del informe científico. Su aire desinteresado, su circunspección y modestia son agradables. Que la Tierra era plana fue obvio en un tiempo. La verdad puede ser confusa o contraria a la intuición. También podían haber incluido la pseudociencia.
La ciencia prospera con ellibre intercambio de ideas, y ciertamente lo requiere; sus valores son antitéticos al secreto. La segunda mantiene que seres ajenos de mundos distantes visitan la Tierra con despreocupada impunidad.
Hay muchos más ejemplos.
(En realidad son tres.) A veces son formas cambiantes en las nubes. En una era más escéptica que la mayoría, anhelan una confirmación. Hay corales que parecen manos. Esoscruces de límites entre los reinos de la vida son enervantes. Otros se sentían menos limitados y no sólo dedujeron que «la Cara» era una escultura genuina monumental de un ser humano, sino que afirmaron haber encontrado una ciudad cercana con templos y fortificaciones. Buscan evidencias, pruebas científicas. A los pies de la cama hay varios seres grises y pequeños, de apenas un metro de alto....
tracking img