El nombre de la rosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4191 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el siglo XIV un monje franciscano y exinquisidor, Guillermo de Baskerville, acompañado por el novicio Adso de Melk, que es quien relata esta historia, son enviados a la abadía en el norte de Italia para preparar la llegada de dos legaciones. Una de parte del Emperador Ludovico, que venia a defender las tesis franciscanas sobre la pobreza de Cristo; la otra de parte del Papa Juan XXII que veniaa desacreditar las mismas, y a intentar identificar a los propios franciscanos con pandas de herejes que, como los fraticcelli, habían causado grandes revueltas y cometido numerosos crímenes por haber llevado hasta el extremos la tesis franciscana.

Así, al llegar a la abadía, a la hora prima, el Abad, Abbone da Fossanova, le informó de que había ocurrido el asesinato de Adelmo da Otranto, unjoven miniaturista de la orden. Abbone sabiendo de las cualidades para resolver crímenes que tenia Guillermo, ferviente seguidor del método científico y deductivo, para el cual mediante la investigación detallada de las huellas que la persona que había cometido el crimen iba dejando sin advertirlo, se podía llegar a la conclusión sobre la identidad del mismo, así de sus motivos y sus métodos parahacerlo, le encargaba la investigación del mismo.

Por todo esto, le daba permiso para interrogar y andar por todo el monasterio, excepto por la biblioteca, pues era esta un laberinto que sólo el bibliotecario conocía y que el resto de los mojes tenía terminantemente prohibido frecuentar, pues en palabras del propio Abad, “la biblioteca contiene tanto testimonios de la Verdad, como inefablestestimonios de la mentira”.

Tras conocer a Salvatore, buscaron a Ubertino da Casale, antiguo franciscano conocido de Guillermo, y discuten sobre la posición neutral de la abadía en el conflicto. Este Salvatore era un monje ayudante de cillerero, que hablaba en una confusión de lenguas que eran todas y ninguna y que había llegado hacia años al monasterio junto con el cillerero huyendo de lasherejías.

Tras esto, ya después de nona, van al scriptorium, donde conocen al bibliotecario Malaquías de Hildesheim, quien les enseña los trabajos de Adelmo. Al observar las miniaturas de fantasía que este hacia tales como monstruos desconocidos, personas sin cabeza y otros esperpentos similares; y riendo por su causa, conocen a Jorge de Burgos, un monje venerable anciano y ciego con el que mantieneuna discusión sobre la licitud de la risa. En esa misma discusión se alude a otra que habían tenido anteriormente con Adelmo, Venancio y Berengario sobre el mismo tema. Al final, entre bromas, Venancio de Salvemec alude a una posible relación entre Adelmo y Berengario, monje ayudante del bibliotecario de la misma edad que Adelmo.

Durante los oficios de vísperas, se familiarizaron con el lugar,conocieron al maestro vidriero Nicola que les habló de extrañas visiones y espectros que protegen la biblioteca. Después, durante la comida, se inicia otra discusión con Jorge sobre si Jesús alguna vez rió.

Más tarde en lo oficios, descubren que el Edificio, donde están la cocina, el scriptorium y la biblioteca lo cierra por las noches el bibliotecario. Y atrancando las puertas por dentro, salepor un pasadizo secreto que da a una capilla lateral de la iglesia.

Al día siguiente, en los oficios de maitines avisan de que han encontrado el cadáver de Venancio dentro de una tinaja con la sangre de los cerdos de las matanzas. Guillermo observa que hay huellas que vienen el Edificio, investigan el cuerpo que tiene marcas en los dedos y la lengua, y concluye, junto con Severino daSant’Emmerano, el herbolario y encargado del hospital, que puede haber muerto por un veneno.

Interrogan a Bencio da Upsala estudioso que estuvo presente en la discusión con Jorge que revela que Berengario había citado contenido del finis africae, que hasta donde saben es una reseña de algunos libros, todos prohibidos para leer por orden del Abad, y que Malaquías lo reprendió fuertemente por ello....
tracking img