El ocncepto de sacrificio en el cine

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2422 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El concepto de sacrificio en el cine: Tarkovski, Chaplin, Rossellini y Kurosawa.

De La Siega, la enciclopedia libre.

Por Carlos Giménez Soria

La cinematografía mundial –especialmente la europea y la asiática– ha ganado notoriedad como medio para la reflexión filosófica y religiosa gracias a la presencia de auténticos realizadores humanistas. Cineastas que, a lo largo de su carrera, handejado clara su postura existencial, procedente, en muchos casos, de su intensa educación dentro de alguna de las grandes culturas de nuestro tiempo.

Esa educación ha quedado fuertemente marcada incluso en aquellos creadores cinematográficos que, con el transcurso de los años, adoptaron una actitud más escéptica respecto a su formación juvenil, llegando, en ocasiones, a declararse abiertamenteateos o agnósticos (como es el caso de Ingmar Bergman respecto al protestantismo). Sin embargo, algunas de sus obras han supuesto un fiel reflejo no sólo de su particular universo humano sino también de las corrientes filosóficas que más han influido en los intelectuales del siglo XX. Corrientes tales como el existencialismo –que queda evidenciado en la filmografía del citado Bergman– o el marxismo–que podemos hallar en autores con un especial vínculo social y cultural, como son Pier Paolo Pasolini o Luchino Visconti– que han jugado un papel fundamental en el pensamiento contemporáneo.

No obstante, la implicación moral de algunos cineastas ha sido mayor y más relevante que la de otros: ahí constan, por ejemplo, artistas de la talla del ruso Andrei Tarkovski (1932-1986). Filósofo, estetay hombre de profundas convicciones religiosas, Tarkovski realizó análisis muy trascendentales del sujeto humano en piezas como Andrei Rublev (1966), El espejo (1974) o Nostalgia (1983). Paralelamente a su labor como cineasta, llevó a cabo la redacción de un diario personal donde anotaba sus reflexiones personales acerca de la estética y la poética cinematográficas, así como también recogía lastendencias ideológicas del individuo de su momento y sus conclusiones sobre la sociedad occidental. Entre sus apuntes –publicados en 1984 bajo el título de Esculpir en el tiempo– destacan las meditaciones que llevó a cabo durante los últimos años de su vida, en su exilio europeo, cuando el cáncer de pulmón que extinguía su vida le condujo a plantearse el rodaje de su testamento fílmico. Tarkovskideseaba hacer, en esa última película, una síntesis de las ideas que había ido madurando, a lo largo de su vida, acerca del tema del sacrificio personal. Así nació Offret (Sacrificio, 1986), cinta que aborda dicho tema desde un plano simbólico que beneficia la riqueza –estética y argumental– de la propuesta, aumentando la complejidad siempre presente en la obra de este realizador.

Sacrificionarra la historia de Alexander, un escritor que vive aislado en una casa de una solitaria isla sueca. El día de su cumpleaños es interrumpido por la noticia del estallido de un conflicto nuclear. A partir de ese momento, Alexander está dispuesto a sacrificarse por toda la humanidad y promete a Dios que abandonará sus bienes y renunciará a su propio hijo si concede otra oportunidad al mundo.

Laesencia de este proyecto y las inquietudes que impulsaron a su autor quedaron recogidas de manera muy clara en algunos párrafos de su popular libro:

“Hubo momentos en que este punto de partida me iba acercando paso a paso a la realización práctica de una idea: rodar una película importante sobre el tema del sacrificio. Cuanto más duras se iban haciendo mis experiencias con el materialismo del mundooccidental, cuanto más iba reconociendo el sufrimiento a que conduce a buena parte de la humanidad el haber sido educada en un pensamiento materialista, con esas psicosis omnipresentes que expresan la incapacidad del hombre moderno para comprender por qué la vida ha perdido para él todo incentivo y le parece cada vez más podrida, sin sentido y angustiosamente exigua…; cuanto más sucedía todo...
tracking img