El odio a la música

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1403 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD EL BOSQUE

Análisis de la Estructura Temática y Argumental del Texto
“El Odio a la música. Diez Pequeños Tratados”
Pascal Quignarol
Segundo Tratado: Ocurre que los oídos no tienen párpados.

Steven Rodríguez

Mundo y Lenguaje
Formación Musical I

Bogotá, Jueves 7 de Abril de 2011
Análisis de la Estructura Temática y Argumental del Texto
“El Odio a la música. DiezPequeños Tratados”
Segundo Tratado: Ocurre que los oídos no tienen párpados.

El texto comienza por explicar de una forma poética y abstracta cuan absoluto resulta ser el sonido, que va más allá de cualquier límite físico impuesto, que no podemos renunciar a él, que no podemos retenerlo, contenerlo o descifrarlo de forma total, ya que perfora cualquier tipo de barreras.
El sonido “ignora la piel”,se hace penetrante en la experiencia personal de cualquier oyente, no conoce límites pues no se restringir, no se sitúa, no se encarcela en lo corpóreo.
“No puede ser tocado”, y quien pretende hacerlo es como aquel que quiere poseer el agua que corre por sus manos y, al apretarla la dispersa.
Ahora, el autor nos adentra en un concepto todavía más específico: una comparación concreta entre lavisión y el oído. Nos dice que lo visto puede ser pausado o cancelado por los párpados, mientras que lo escuchado es siempre incontinenti inaccesible, inevitable, intangible, indelimitable, y estamos expuestos al sonido incluso desde antes de nuestro primer contacto con el mundo y las otras formas que existen de abordarlo (los demás sentidos o percepciones: tacto, visión, olor, gusto).
Y aparece allíla tesis principal del texto: “las orejas no tienen párpados”, y de aquí en adelante, el autor se dedica a contarnos todo lo que el sonido puede y la visión no.
Nos dice que el sonido tiene la hermosa propiedad de acercar cuerpos distantes. Y nos dice igualmente que oír es obedecer, y fundamenta este planteamiento en el hecho de que un niño que habita en el vientre de su madre, desde antes denacer ya está respondiendo (obedeciendo) a los sonidos que experimenta: los arrullos, la voz de la madre, entre otros. Incluso explica que la obediencia que experimentamos al escuchar se remonta al mismísimo instante en que somos procreados, en los sonidos del acto sexual, y de allí se desprende otra idea: el sonido no se desvincula de un movimiento del cuerpo “que lo causa y lo amplifica”: “Lamúsica jamás se disociará por completo de la danza cuyos ritmos anima” y por ende, según el autor, “la audición de lo sonoro no se separa nunca del coito sexual ni de la formación fetal “obediente” ni del lazo filial lingüístico”.
Así, se vuelve a la cuestión: lo inevitable que es escuchar, desde la concepción y hasta la muerte escuchamos sin descanso, no hay persianas para impedirlo no haypiel que detenga el contacto entre el sonido y nuestro cuerpo, no hay párpados, no hay sueño para la audición.
No es posible para la audición apartarse del entorno sonoro y no es posible suponer un paisaje sonoro pues este presume distancia y no hay distancia ante lo sonoro.
Ahora, se hablará de la música, que no se enfrenta, pues es arrebato para todo aquel que la padece, intérprete y receptor.El arrebato es trance, experiencia extrema, que apresa el cuerpo, perturba, afecta, modifica, experiencia siempre imitativa. “Sólo hay una única y muy extraña y específica metamorfosis humana: la adquisición de la lengua “materna” ”. De nuevo tenemos la obediencia.
La voz por ejemplo –nos dice el autor-, se origina y se percibe a la vez, e igual que como se explicó anteriormente, la música sepresenta como objeto intangible, a semántico, inexistente. Así, se da el siguiente planteamiento: “ El oído es el único sentido donde el ojo no ve”, la visión, el ojo, participa en todos los demás sentidos, en todas las demás formas de conocimiento: el tacto, gusto, olor, pero, no es posible incluir la visión en algo invisible, inhusmeable. No es posible encontrar en aquello que es sonoro una...
tracking img