El olvido que seremos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1143 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 15 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA GUERRA UN OLVIDO QUE VIVIMOS.
En el tiempo pasado se vivo grandes acontecimientos, antecedentes que marcaron la vida de muchas personas, entre esto encontramos la guerra; una guerra por el narcotráfico donde no se respetaba la vida de nadie se pasaba por encima de todo el mundo, se mataba, no se respetaba, solo había un objetivo pasar por encima sin importar que tocara hacer.
El pasado deguerra, de violencia; dejo secuelas en las familias, en las personas, en la sociedad, marco un antes y un después de la sociedad colombiana, un diferencia social entre ricos y pobres; unos hacían lo que fuera para salir de la pobreza y otros miraban por encima por que no les faltaba nada lo tenían todo, una sociedad que no decía nada de lo que estaba pasando, nadie se pronunciaba por el miedo a lamuerte, a las represarías que pudieran tomar los grupos violentos de esa época.
El olvido de los hechos, de las personas, de los acontecimientos nos ha llevado a perder la memoria de lo malo que ha ocurrido, de lo bueno que ha pasado, de las personas que han dejado una marca para el desarrollo de una sociedad, que han luchado por unos ideales y que lamentablemente los han matado por decir laverdad, por trabajar con lo justo, por no dejarse llevar por los malos caminos, por ir en contra de la maldad.
Un olvido que nos consume, cada día mas rápido; seguimos viviendo momentos parecidos de guerra, de narcotráfico, una realidad que ya se vivo pero que dejamos que siga ocurriendo, seguimos pasamos desapercibidos miramos pero no actuamos nos hacemos los ciegos, como si las cosas no fueran connosotros. De esta manera seguimos viviendo con odio, con desamor, en una sociedad con desigualdad y por esto surge el siguiente interrogante ¿Por qué seguimos viviendo en una sociedad indiferente, sin memoria y de olvido?
La sociedad colombiana de los 70 y los 80 vivió un tiempo muy difícil, de desgarrador momento, de abandono; la indiferencia, el miedo, la injusticia eran los principalescomponentes de este momento, una sociedad que lloraba muertos en cada momento, un vacio que se sentía en la muerte en la perdida de un ser querido, todo esto llevo a que esa época fuera desastrosa, desgarradora, que tratamos de esconder de no recordar. La sociedad colombiana que en ese momento su principal representación era la violencia basada detrás de un narcotráfico, de una corrientes ideológicaspredominantes que cada una tenia presión y quería tener la verdad, el poder, el dominio sobre la sociedad; pero no todo puede ser malo en este tiempo también encontrábamos que habían personas que querían hacer algo bueno, ser útiles para esta sociedad, ser agentes de cambio que trabajan y construían ideales nuevos, que veían la necesidad de equidad e igualdad en las clases sociales.
Héctor AbabGómez era uno de esas personas que buscaban el cambio, era un médico que se dedicó a luchar por la justicia y la igualdad social, que sufría con el hambre de los pobres y con la indiferencia de los ricos, que vivía las preocupaciones como si fueran de el, defendía, a capa y espada, que la medicina preventiva, la enseñanza de la higiene, la construcción de acueductos, era más importante que gastarla plata en aparatos sofisticados para los hospitales con varias de estas posturas mostraba su trabajo y preocupaciones por la población desfavorecida, pero todo no podía no estar bien a razón de todo lo que hacia y proponía habían detractores en contra de el, por esto el era una de esas piedras en el zapato, unos de esos mugres en el ojo para aquellos que no han dejado que este país progrese, asíempezó a tener conflictos con colegas, conflictos en la universidad donde trabajaba y de esta forma le toco varias veces abandonar lo que hacia, pero todo esto lo llevo aun final triste tan triste que un día lo mataron por tener posturas diferentes a los demás.
Todo esto nos muestra la realidad que se vivía y se sigue viviendo en nuestro país, una realidad que a veces no queremos aceptar, que...
tracking img