El orientador experto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 436 (108887 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Este libro se ha escrito en primer lugar para aquellos que estarán aprendiendo sobre la ayuda mediante la práctica de las destrezas que constituyen el proceso de ayuda. Puesto que el ayudar es un arte, se aprende haciéndolo. La lectura extensa de teorías de orientación y psicoterapia tiene un valor limitado a menos que se integre dentro de un proceso de aprendizaje vivencial.Tradicionalmente, los programas de adiestramiento de orientadores han sido muy cognitivos. Frecuentemente, los estudiantes han podido discutir las teorías y los hallazgos de la investigación pero han sido incapaces de traducir esto en una ayuda efectiva. Este libro, por lo tanto, se dirige no tanto al estudiante sino más bien al que se adiestra. El Orientador Experto presenta un modelo de ayuda en tres etapas yun programa de destrezas de ayuda diseñado para incrementar la confiabilidad del proceso de ayuda. El libro no es una introducción a las diferentes teorías de orientación psicológica, como tampoco es una presentación detallada de ninguna de ellas. Más bien, presenta un modelo práctico para hacer orientación. Este modelo, aún cuando en primer lugar es práctico, no es sin embargo ateórico. Se basaen la teoría del aprendizaje, en la teoría de la influencia social, en los principios y práctica, de la modificación de la conducta, y en las metodologías de adiestramiento en destrezas y de solución de problemas. El modelo señala las tres etapas principales en el proceso de ayuda y las destrezas que el orientador necesita para implementar cada etapa. Existe una cantidad substancial de evidencia(vea las referencias en la Introducción) que prueba que el uso diestro de este modelo ciertamente incrementa la confiabilidad del proceso de ayuda. Este libro de texto es un intento para integrar el adiestramiento en destrezas, la influencia social, y los enfoques conductuales sobre la ayuda, y para establecer una tecnología de adiestramiento que se aplique tanto al adiestramiento del orientadorcomo al mismo proceso de ayuda. Quisiera agradecer a Don Dinkmeyer, Presidente de la Communication and Motivation Training Institute de Coral Springs, Florida; a Allen E. Ivey de la Universidad de Massachusetts; a Richard L. Bednar de la Universidad de Kentucky; a Ronald R. Schmidt del Arnerican River College en Sacramento, California; a Frank C. Noble de la Universidad Estatal de Arizona; y a BruceR. Fretz de la Universidad de Maryland por las revisiones que hicieron del manuscrito original de este libro. Sus comentarios fueron sumamente útiles. vi

También quisiera agradecer a los estudiantes del programa de orientación y psicoterapia de Loyola. Su entusiasmo, su respuesta al aprendizaje vivencial y sus comentarios críticos continúan haciéndome un aprendiz. Por todo esto estoy muyagradecido. Gerard Egan

vii

El libro que tiene en sus manos, El Orientador Experto, es una traducción del original titulado The Skilled Helper, cuyo autor es el doctor Gerard Egan. Ciertamente una traducción es una nueva creación. Se necesita utilizar el genio de la lengua para expresar y matizar, en la traducción, las ideas y los sentimientos del autor expresados en la obra original. Tambiénse debe evitar el riesgo, al traducir, de torcer o equivocar el sentido original y genuino del autor. Esta traducción al español de la obra del Dr. Egan pretende ofrecer la concepción original del autor. Permítaseme ahora añadir algunos comentarios sobre El Orientador Experto, Primero, la obra presenta una tecnología básica para el adiestramiento y ejercicio en las profesiones de ayuda psicológica.Dicha tecnología se basa en los mejores hallazgos del conocimiento científico en el terreno de la psicología terapéutica y de la relación de ayuda interpersonal; además, la tecnología descrita pide para su puesta en acción un reto personal al orientador y al orientado: una invitación al reto de crecer como seres auténticamente humanos. Segundo, en el proceso de traducción de la obra se tuvo...