El origen del mal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (459 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Origen del mal
Así narra la Biblia el origen del mal, en un texto que, dirigido a Satanás (personificado en la figura del “rey de Tiro”), parece aludir a la sorprendente anomalía cósmica que supuso:«Perfecto eras en todos tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad» (Ezequiel 28: 15).
El pasaje que contiene este versículo bíblico, en el capítulo 28 del librode Ezequiel, nos habla de un ángel celeste muy querido de Dios, pero que llegó, de extraña manera, a ser víctima de su orgullo y empezó a anhelar el puesto del mismo Dios Todopoderoso (ver tambiénIsaías 14: 12-14).
A partir de ahí, por medio de la mentira y la manipulación de las conciencias, arrastró consigo a una tercera parte de los ángeles y plantó cara en el cielo al gobierno de Dios,basado en el amor. Fue arrojado a la tierra y descargó el mal sobre ella (ver Apocalipsis 12: 4, 7-9, 12). Su afán de poder lo estaba llevando a su propia perdición y a la corrupción de buena parte de lacreación divina.
En el jardín del Edén, sedujo con ardides a la primera pareja, formada por Adán y Eva (ver Génesis 3: 1-6 y Ezequiel 28: 13). Así contagió su maldad al corazón humano.
Aceptar estasecuencia revelada nos permite dar respuesta a la cuestión formulada en nuestro anterior ejemplo de los niños, en relación con el pequeño que se hace fortuitamente una herida en la rodilla. Recordaráel lector que nos preguntábamos si cabía considerarla, sin más, una desgracia natural, o un simple accidente.
Pero en la raíz de esa herida, como en la de cualquier terremoto destructor, se halla elmismo germen que en el daño más concienzudamente premeditado. Al introducir el mal en la tierra, todo el buen orden de las cosas quedó alterado. Por eso dice la Biblia que hoy la creación entera«sufre dolores como de parto» (Romanos 8: 20). En la medida en que hay un responsable último incluso de las “desgracias naturales”, el mal siempre es en última instancia maldad.
Como intruso absoluto...
tracking img