El panal rumoroso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2651 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El panal rumoroso
DE BERNARD DE MANDEVILLE
Adolfo Castañón

PRÓLOGO A

Bernard de Mandeville o Bernard Mandeville, como prefirió llamarse al final de
sus días, fue bautizado en Rotterdam el 20 de noviembre de 1670, y a los 63 murió en Londres, el 21 de enero de 1733. Aunque es autor de más de una quincena de obras, su libro más conocido es The Fable of the Bees: or Private Vices, PublicBenefits (1714), originalmente publicado en forma anónima y parcial con el título de The Grumbling Hive: or Knaves Turn’d Honest (1705), librillo de 26 páginas que alojaba un poema que tuvo éxito fulminante y gozó del ambiguo honor de la edición pirata que “iba voceándose por las calles a medio penique”. Nueve años más tarde, Mandeville reincidió haciendo aparecer The Fable of the Bees: or PrivateVices and Public Benefits (1714), añadiendo al poema original una Enquiry into the Origin of Moral Virtue y de 20 “observaciones” sobre las opiniones emitidas en la fábula. El reincidente no dejaría de serlo: en 1723 publicó una segunda edición en la que amplió significativamente las observaciones y además incluyó un par de nuevos textos: An Essay on Charity and Charity-Schools y A Search into theNature of Society. Estos ensayos, en particular el primero, fueron las gotas que derramaron el vaso de la paciencia pública. Uno tras otro empezaron a acumularse los ataques hasta que el Gran Jurado de Middlesex denunció la obra como un escándalo y una indecencia pública. El London Journal del 27 de julio publicó una carta injuriosa en contra de Mandeville, quien se vio obligado a publicar en elmismo periódico una defensa tanto contra la carta como contra la denuncia del Gran Jurado. Pero Mandeville no dejaba de reincidir: en 1724 hace aparecer la tercera edición que,
92

textos recobrados
además de incluir la defensa, introduce no pocos cambios estilísticos que documentan hasta qué punto era un concienzudo artesano de la palabra. Mientras las ediciones de la Primera Parte ibanapareciendo una tras otra, Mandeville no escarmentaba y escribía una Segunda Parte de La Fábula –que consta de un Prefacio y seis diálogos– que saldría a la estampa en 1728 bajo el título: The Fable of the Bees. Part II. By the Author of the First. Finalmente, se publicaron ambas partes juntas, primero en 1733 y luego en Edimburgo en 1755, y todavía otra más en 1772 y aún otra en 1795 que sereimprimiría en 1806, poco antes de que en 1811 se diese una resurrección parcial de la obra en Boston, Massachussets, en un cuadernillo “impreso para el pueblo”. Todo esto sin contar las selecciones, ediciones parciales y traducciones al alemán y al francés que se publicaron poco después de la muerte del autor. Este resumen bibliográfico se comprenderá mejor si se tiene presente la abigarrada y polémicarecepción de que fue objeto la obra de Mandeville. Lo discutieron o admiraron el Dr. Johnson, Adam Smith, Rousseau, Voltaire, Diderot, Kant, Herder, Gibbon, Hazlitt, Disraeli, Taine, Marx… ¿Cómo explicar el éxito perdurable que El panal rumoroso y La fábula de las abejas tuvieron desde el día siguiente de su aparición? El libro más maligno y sagaz de la lengua inglesa, al decir de algún crítico, estáen el origen de conceptos como el de “la división del trabajo”, ideas como la defensa radical del libre comercio (conocida como laissez-faire), la apología del lujo y la corrupción como motores del crecimiento económico o de la convicción de que todos los actores humanos son en el fondo viciosos o sospechosos de serlo. El humanismo de Mandeville, y aun su cinismo, corren paralelos al horizonteradicalmente utilitarista que abrió su obra y que encuentra en Adam Smith su expresión más madura. De otra parte, el anarquismo filosófico de Mandeville encontraría eco en Voltaire (cf. Le Mondain) y en Diderot. Su contribución a la psicologización de la economía se afianzó al sustentar que “el bienestar egoísta del individuo redunda en el bien del Estado”. Al aportar un respaldo filosófico...
tracking img