El panico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (637 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 4 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PERDON

Uno de los impedimentos más comunes para arribar al perdón es la venganza. Soñamos y vivimos en pos de dar lecciones o enseñar a otros que estuvieron equivocados y que la razón era sólomía. Idealizamos situaciones en las cuales quien nos hizo daño llegue a nuestra puerta de rodillas, a pedir perdón y a reconocer que se equivocó. Son más las veces que sin querer nos destruimos pararecordarle a alguien el daño terrible e irreparable que nos causó.

La venganza es un deseo muy fuerte por querer tener la razón. La paz comienza cuando dejamos de querer tener la razón. La razón esotro de los bastiones poderosos del miedo. Esto nos lleva a un verbo clave en la liberación, que es el soltar. Esta es la acción clave de saber con certeza que al mundo no lo mueve la razón, lo mueveel amor, y éste no necesita razones. ¡Basta! es hora de entrar al perdón, liberarnos y sentirnos en paz.

El perdón es un juego divino. Hay múltiples formas de abordar el perdón, aunque caberepetir que es un verbo y necesita acción. A veces una reconciliación hecha con juegos amorosos funciona para perdonar sucesos que no nos hayan permitido fluir en nuestro pasado. Cabe un ejemplomaravilloso de una amiga, quien en su cumpleaños número cuarenta decidió sanar, de una vez por todas, sus quince años. Esta amiga tenía quince años, se le preparaba una fiesta maravillosa, con cuadrilla,agencia de festejos, trajes largos, etc. A lo que veinte días antes de su anhelada celebración le llegaron las notas del colegio al padre, cuando se dio cuenta de que traía tres materias aplazadas, en unataque de furia, la llamó y le dijo que delante de él ella iba a llamar a todos los invitados, agencia de festejos, orquesta y les diría: «Se acaba de suspender la fiesta porque soy floja y malaestudiante». Y así sucedió, entre lágrimas cumplió con la tarea impuesta por el papá. Ahora a los cuarenta, revisó minuciosamente su escaparate de rencores y encontró el suceso, a lo que no se quedó con...
tracking img