El papa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5114 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LLEGADA DEL PAPA
También en parte de u discurso expresó “no se entristezcan los que no tienen esperanza, con Dios pueden sentir la certeza de encontrarla”.
“Espero con toda mi alma que los mexicanos que viven fuera de su Patria que nunca la olviden y que la vean crecer en concordia”, concluyó.

El papa Benedicto XVI aseguró que rezará por quienes sufren a causa de antiguas y nuevasrivalidades, resentimientos y formas de violencia en México, en su primer mensaje al país al inicio de su visita apostólica.

Pidió a los católicos mexicanos ser cimiento de la sociedad, contribuyendo a una convivencia respetuosa y pacífica, basada en la “inigualable dignidad de toda persona humana, creada por Dios y “que ningún poder tiene derecho a olvidar o despreciar.
“Esta dignidad se expresa demanera eminente en el derecho fundamental a la libertad religiosa, en su genuino sentido y en su plena integridad, indicó.
Benedicto XVI resaltó que, “como peregrino de la esperanza, les digo como San Pablo que no se entristezcan como los que no tienen esperanza.
La confianza en Dios ofrece la certeza de encontrarlo, de recibir su gracia, y en ello se basa la esperanza de quien cree.
Impulso alos mexicanos en su esfuerzo por “transformar los acontecimientos presentes poco gratos, que parecen inconmovibles e insuperables, y a ayudar a quien no encuentra en la vida sentido ni porvenir", exclamó el máximo jerarca del catolicismo

Texto íntegro del discurso pronunciado por Benedicto XVI a su llegada a León, Guanajuato, durante su primera visita pastoral a México.

Me siento muy felizde estar aquí, y doy gracias a Dios por haberme permitido realizar el deseo, guardado en mi corazón desde hace mucho tiempo, de poder confirmar en la fe al Pueblo de Dios de esta gran nación en su propia tierra. Es proverbial el fervor del pueblo mexicano con el Sucesor de Pedro, que lo tiene siempre muy presente en su oración.

Lo digo en este lugar, considerado el centro geográfico de suterritorio, al cual ya quiso venir desde su primer viaje mi venerado predecesor, el beato Juan Pablo II. Al no poder hacerlo, dejó en aquella ocasión un mensaje de aliento y bendición cuando sobrevolaba su espacio aéreo. Hoy me siento dichoso de hacerme eco de sus palabras, en suelo firme y entre ustedes: Agradezco ― decía en su mensaje ― el afecto al Papa y la fidelidad al Señor de los fieles del Bajíoy de Guanajuato. Que Dios les acompañe siempre (cf. Telegrama, 30 enero 1979).
Con este recuerdo entrañable, le doy las gracias, Señor Presidente, por su cálido recibimiento, y saludo con deferencia a su distinguida esposa y demás autoridades que han querido honrarme con su presencia. Un saludo muy especial a Monseñor José Guadalupe Martín Rábago, Arzobispo de León, así como a Monseñor CarlosAguiar Retes, Arzobispo de Tlalnepantla, y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano y del Consejo Episcopal Latinoamericano.

Con esta breve visita, deseo estrechar las manos de todos los mexicanos y abarcar a las naciones y pueblos latinoamericanos, bien representados aquí por tantos obispos, precisamente en este lugar en el que el majestuoso monumento a Cristo Rey, en el cerro delCubilete, da muestra de la raigambre de la fe católica entre los mexicanos, que se acogen a su constante bendición en todas sus vicisitudes.
México, y la mayoría de los pueblos latinoamericanos, han conmemorado el bicentenario de su independencia, o lo están haciendo en estos años. Muchas han sido las celebraciones religiosas para dar gracias a Dios por este momento tan importante y significativo.Y en ellas, como se hizo en la Santa Misa en la Basílica de San Pedro, en Roma, en la solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe, se invocó con fervor a María Santísima, que hizo ver con dulzura cómo el Señor ama a todos y se entregó por ellos sin distinciones. Nuestra Madre del cielo ha seguido velando por la fe de sus hijos también en la formación de estas naciones, y lo sigue haciendo hoy ante...
tracking img