El pene y el cerebro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El pene y el cerebro
Dos cabezas piensan mejor que una
 
Se afirma que la relación de un hombre con su pene puede llegar a ser la más importante de su vida, pues el pene erecto ha sido en el imaginario masculino el símbolo del poder y del dominio por excelencia. Al grado de que para algunos hombres, en el colmo del absurdo, el carácter y el valor masculinos se miden por el tamaño de losgenitales. Sin embargo, y a pesar de vivir este falocentrismo, muchos hombres conocen mayormente la ingeniería de sus autos que la de sus falos. Saben cómo alimentar la batería de sus vehículos y por qué a veces les falla la marcha, pero ignoran cómo es que se produce una erección y por qué fallan a veces en la cama. De ahí la importancia de conocer sobre fisiología eréctil tanto como de mecánicaautomotriz.
 
David Barrios y Manuel Zozaya
 
No hay parte de la anatomía masculina tan llena de cargas emocionales, leyendas, mitos y falacias como el pene. Basta con revisar la cantidad de nombres que el habla popular le asigna para darnos cuenta de su importancia en la valoración masculina. Curiosamente, pocos le llamamos por su nombre, ya que si bien se encuentra omnipresente hasta en loschistes y bromas, siempre se le denomina con otros motes: chile, verga, palo, pito, pistola, macana, plátano, camote, y un largo etcétera, pues el poder que simboliza un pene en erección por lo regular lo asocia a objetos con los que se puede ejercer un dominio.
El pene es un órgano que, por fuera, varía en su aspecto, pero básicamente es una especie de tubo cilíndrico, cubierto de piel, que constade dos partes: el cuerpo y la cabeza o glande. A veces la piel que recubre el glande, denominada prepucio, es cortada durante la circuncisión, dejándolo al descubierto.
En el interior del pene se encuentra la uretra, conducto que lo atraviesa a todo lo largo y sirve para transportar a la orina y el semen hacia fuera del cuerpo, pero no de manera simultánea. Este conducto está recubierto por untejido blando llamado cuerpo esponjoso, que está ceñido, a su vez, por dos cuerpos cavernosos de forma cilíndrica. Durante la excitación, estos cilindros cavernosos se expanden considerablemente al llenarse de sangre, como en un sistema hidráulico, lo que provoca la erección. Por eso se dice que un pene erecto es un pene lleno de sangre. El pene también está formado por músculos que envuelven alcuerpo esponjoso, y que al contraerse durante el orgasmo facilitan la eyaculación. En la base del pene, por fuera, se encuentra el escroto, la piel que envuelve a los testículos que son los encargados de producir espermatozoides y testosterona. Juntos, el pene y los testículos, constituyen lo que llamamos los genitales masculinos.
Los varones solemos valorar a nuestros penes como el centro delacto sexual, opinión que no comparten muchas mujeres. Lo cierto es que los hombres pensamos mucho más en nuestros propios penes de lo que nos confesamos a nosotros mismos. Los medimos, los comparamos con los demás en las regaderas o los mingitorios, e inclusive llegamos al extremo de valorar la hombría de acuerdo al tamaño del miembro viril. Un pene pequeño puede originar traumas severos y unogrande, ser motivo de un orgullo absurdo. En opinión de muchas mujeres, lo que cuenta no es el tamaño sino la habilidad para usarlo. Además, la ventaja de un pene pequeño es que su portador tiende a recurrir a otras partes de su cuerpo y a su imaginación para satisfacer a su pareja, y acaso se volverá un experto en otras prácticas sexuales más allá de la penetración.
Una de las razones por las quelos varones conferimos cualidades casi mágicas a nuestros miembros viriles es su aparente independencia, ya que pueden erguirse sin nuestra voluntad o bien permanecer en reposo a pesar de nuestros denodados esfuerzos por lograr una erección. No sólo la excitación es el origen de una erección, también el miedo o la ansiedad en determinadas circunstancias puede provocarla. De ahí la carga cultural...
tracking img